LOA A MI BIBLIOTECA

Casi todos los libros que leo proceden de la Biblioteca Municipal. Está en el Casco Viejo y ocupa un palacio decimonónico en donde abundan las actividades culturales, suscribo la frase de una amiga con la que acudí a un metafórico recital de poesía: Me encanta este ambiente tan decadente. Pero a pesar del marco de otras épocas puedo consultar la disponibilidad de ejemplares por Internet así como renovar el préstamo desde mi casa. En estos tiempos en los que la función pública se encuentra tan denostada, nada que objetar a este servicio público: funcionarios amables que, incluso, ofrecen visitas gratuitas  a este palacete (todavía no he hallado un grupo de gente interesada en tal evento…pero no cejaré en mi empeño). Y además,  uno de los empleados me sugirió varias veces que si no encontraba el libro que deseaba leer, lo podía solicitar. Pensando que se trataba de una leyenda urbana redacté un pliego de peticiones (con calco, ¡qué antiguo!) en los que pedía la adquisición de tres libros. A los pocos días recibí en casa una carta en la que se me decía que de las novelas mencionadas, dos ya estaban en la biblioteca y que estudiarían la compra de la tercera. En la siguiente misiva que pareció en mi buzón se me confirmaba que pronto tendría a mi disposición el  título deseado, unos días después me llamaron al teléfono para explicarme que estaría al día siguiente en la zona de préstamo…ahora solo queda que el lector que lo cogió lo devuelva para que yo lo pueda comentar en el blog… ¿cómo no voy a estar encantada con semejante BIBLIOTECA que, además, es gratis?

Anuncios

7 pensamientos en “LOA A MI BIBLIOTECA

  1. sara

    Lo mejor que puede pasarle a una persona es tener semejante biblioteca y si encima el personal es tan profesional, ¿Qué más se puede pedir?
    Yo soy de Vitoria y ese servicio de petición de libros y compra de los mismos ya lo tenemos desde hace mucho tiempo, pensaba que era así en todas las bibliotecas,un saludo.

    Responder
    1. mjose Autor de la entrada

      Tengo familiares que leen un montón de esa biblioteca, nunca está mal alabar lo bueno en este mundo tan quejoso

      Responder
  2. Pingback: UN MATRIMONIO FELIZ, Rafael Yglesias (Libros del Asteroide) | LEO CUANTO PUEDO

  3. Pingback: FARENHEIT 451, Ray Bradbury (De Bolsillo) | LEO CUANTO PUEDO

  4. Pingback: LA VERDAD SOBRE EL CASO HARRY QUEBERT, Joël Dicker (Alfaguara) | LEO CUANTO PUEDO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s