CORRER PARA VIVIR, López Lomong (Palabra)

551Ya lo dice todo el subtítulo: de los campos de exterminio de Sudán a las Olimpiadas. Se trata de uno de estos testimonios edificantes fáciles de leer y que aportan conocimientos: Lopepe es un niño de seis años raptado por los rebeldes sudaneses, tras escapar de ellos (corriendo, claro está) da con sus huesos en un campo de refugiados en Kenia. Allí sobrevive sin pensar mucho en lo negativo y dedicándose a cuidar de los demás, a correr y a jugar al fútbol, allí es donde también se bautiza. Por varios azares del destino una familia americana lo adopta y es en USA donde van a ver su potencial hasta llegar  a las Olimpiadas de Pekín en 2008. Aunque a veces sea excesivo el tono patriótico de la historia (¡¡¡los EEUU son lo más grande!!!) me ha gustado la visión positiva de la vida, la exposición del contraste entre África y occidente y, por último, he vibrado con la descripción de las carreras y su táctica. Una lectura entretenida que puede ser edificante.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s