EL DANUBIO, Claudio Magris , Anagrama

imgresUna que está acostumbrada en la vida diaria a hacérselas con un público adolescente con una cultura regularcilla y un interés de moderado a bajo por ampliarla, se las daba de culta hasta la lectura de Danubio. Porque lo que allí aparece no es cultura, es erudición que comienza desde el nacimiento del río hasta su desembocadura. A través de los países que atraviesa el Danubio se describen paisajes, anécdotas, fragmentos históricos y citas literarias que evocan los lugares por los que transcurre dicho río. El volumen de conocimiento es abrumador, las referencias culturales inabarcables y la sintaxis compleja y brillante. Aunque es un libro que a muchos les puede sobrepasar por su complejidad, me alegro de haberlo leído, de haber sido capaz de que me suenen el 10% de la citas de la cultura centroeuropea (de la que soy bastante ignorante) y de haber atisbado historias como la de Bulgaria o la de los distintos pueblos que pueblan Rumanía. Para muestra un botón: “el pathos visceral, que se proclama inmune a la ideología es un artificio ideológico (p.224) , y es una de las frases más cortitas. En conclusión, lectura erudita para tomársela con mucha paciencia, saborearla y aprender mucho.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s