BAJO LA SOMBRA DEL VESUBIO, Daisy Dunn (Siruela)

417kyt614nlVida y obra de los dos Plinios, el viejo y el joven. La autora traza la vida de ambos iniciándolo en la muerte del Plinio el Viejo, que parece ser que falleció en la erupción del volcán Vesubio impulsado, sobre todo, por su afán investigador. La vida de su sobrino resultó igualmente interesante: orador, jurista, erudito y gobernador, entre otros muchos oficios, se dedicó con ahínco a servir a Roma sobreviviendo a emperadores furibundos y sirviendo a otros más razonables como Trajano. La lectura, aun siendo muy interesante, me ha resultado algo pesada y es que estamos muy mal acostumbrados a leer la misma historia contada por Posteguillo, que atrapa sin remedio o a erudición del tipo de Irene Vallejo que deleita y no cansa.

Como ahora aparece que los clásicos vuelven no  puedo evitar el citar a dos autores latinos Tácito y  Petronio cuando se lamentan amargamente de la educación recibida por los jóvenes de la época: 

[…]son llevados ahora los jóvenes a las escuelas, en las cuales no sabré decir si traen más daño a los ingenios, o el mismo lugar, o los condiscípulos, o el género de los estudios. Porque en el lugar no hay respeto alguno; y, además, nadie entra en él sino otro ignorante como ellos. En los discípulos no hay respeto alguno; y, además, nadie entra en él sino otro ignorante como ellos. En los discípulos no hay algún aprovechamiento; pues muchachos entre muchachos, y aun entre mozuelos, hablan y son escuchados con igual descuido. El género de los ejercicios es, por lo general, contrario al fin que con ellos se persigue […] Tácito Dialogus, 35

[…]La juventud, en las escuelas, se vuelve tonta de remate por no ver ni oír en las aulas nada de lo que es realmente la vida. Tan sólo se les habla de piratas con cadenas apostados en la costa, de tiranos redactando edictos con órdenes para que los hijos decapiten a sus propios padres, de oráculos aconsejando con motivo de una epidemia que se inmolen tres vírgenes o unas cuantas más; las palabras y frases se recubren de mieles y todo —dichos o hechos— queda como bajo un rocío de adormidera y sésamo. Petronio Satiricón 1.1

Así que , a todo aquel que ose criticar una nueva ley de educación o que se lamente amargamente del bajo nivel de la juventud actual que sepa que nada nuevo bajo el sol, ya se quejaban de ello en el s. I de nuestra era. Veinte siglos después seguimos igual.

2 comentarios en “BAJO LA SOMBRA DEL VESUBIO, Daisy Dunn (Siruela)

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.