Archivo de la categoría: Literatura española

AL PIE DE LA TORRE EIFFEL , Emilia Pardo Bazán (Cuadernos de Horizonte)

978841759420.jpg

Selección de artículos escritos por la insigne Emilia Pardo Bazán con ocasión de la Exposición universal de Paris de 1889, a donde acudió para escribir artículos sobre tan tamaño acontecimiento. Aunque dedica, cómo no, un escrito a La Torre Eiffel , inaugurada para tal ocasión, la autora describe la exposición con agudeza, resulta implacable con el espíritu francés y también con la imagen de España en semejantes actos internacionales. También podemos leer un artículo sobre la moda en la cual aboga por la comodidad de la falda-pantalón y se indigna ante una novedad chabacana: la de este año..el reloj brazalete […] la estética prohíbe estas ensaladas; lo útil no puede presentarse como elemento ornamental; el brazalete es un adorno, el reloj un instrumento de utilidad para saber al hora; puede enriquecerse, incrustarse , cincelarse , pero siempre debe ir oculto por eso las châtelaines cayeron pronto en desuso y a las pulseras-relojes les sucederá lo mismo (p.106-107). Precursora, solo que unos 150 años antes, ahora sí que el reloj de pulsera es cada vez más prescindible. No contenta con ello, viaja por Suiza y Baviera y nos narra sus impresiones de los países teutones con una agilidad y agudeza que no veo yo capaz a ninguna influencer-bloguera viajera actual, capaz de ponerse a su altura. Por muchos años, Doña Emilia.

También es aguda con el carácter francés: Tienen los franceses un género de presunción exclusivista, que sería muy cómica si no fuese muy molesta y depresiva para el resto de la humanidad. Virtudes y vicios; ingenio y genio; arte y ciencia; caracteres y costumbres, todo ha de ser a la manera gala, y si no, es puro salvajismo, barbaridad y estupidez (p.83). Estoy en Francia por motivos laborales, ayer tuve que pasar en el hotel TRES tarjetas antes de que se percataran y/o aceptaran que quizá no era mi tarjeta, sino su TPV.

 Por fin, el amor a los niños: Actualmente se piensa mucho en complacer, divertir y alegrar a los niños: nuestro  siglo consagra a esos capullos de humanidad atención preferentísima y culto idolátrico; se les mima bastante, y se encuentra placer en despertar sus tiernas imaginaciones a la noción de la vida y del arte, y en allanarles el camino de las primeras etapas (p.71)

UN PAÍS CON TU NOMBRE, Alejando Palomas (Destino)

9788423359882Dos personajes solitarios aportan su voz a este relato. Edith tiene más de setenta años y tras divorciarse encontró el amor en Andrea, que ha fallecido. Vive en una aldea remota, en una casa llena de gatos. Defiende su soledad y se entiende bastante mal con su única hija, Violeta. En la otra casa habitada allí se encuentra Jon (de Jonás) con su hermana Mer. Jon, veterinario, trabaja en esos momentos en el zoo cuidando elefantes. Poco a poco, las dos almas solitarias van convergiendo y nos enteramos de su pasado y de sus sueños, algunos cumplidos y otros por hacerlo. Historia que mezcla lo narrativo, el suspense y reflexiones muy acertadas sobre la vida: Ahora entiendo que no es que yo no supiera, sino que, viendo lo que sufría mamá en su obsesión por controlar las múltiples vidas de quienes la rodeábamos, me tocó aprender muy pronto que vivir sabiendo es vivir el doble y yo nunca me vi tan fuerte como para cargar con tanta vida (p.164). también e, del suspense me ha recordado a Un hijo del mismo autor, diría que es muy parecido, pero esta vez, más dirigido a  adultos. 

UN AIRE INGLÉS, Ignacio Peyró (Fórcola)

unknown-1Recopilación de diversos artículos escritos para periódicos y revistas entre los años 2008-2021 en los que se comenta la idiosincrasia inglesa vista con ironía y erudición del autor, director del Instituto Cervantes de Londres. Por aquí pasan reflexiones sobre la familia real británica y su arraigo en las islas (!ese jubileo de la semana pasada!), sobre su «gastronomía», acerca de varios de sus escritores como Kipling, estadistas como Churchill y, cómo no,  apuntes sobre el Brexit. Mi preferido es el dedicado al misterioso deporte del croquet: Una mañana de 1900, o de cómo aprendí a jugar al croquet (p. 345-349). Colección de ensayos cuasi-eruditos que hay que leer despacio y de los cuales se puede aprender mucho de historia, de literatura y de las costumbres británicas. La pena es que esta lectura tan solvente ha coincidido en mi vida laboral con la corrección intensa de exámenes de futuros alumnos universitarios a los que se les pide la redacción de un texto argumentativo. Me limito a mencionar,sin dar más pistas,  que la comparación hace llorar. Solamente me alegra decir que Peyró ha pasado por el sistema educativo español y que los resultados son más que sobresalientes …queda esperanza. 

EL FULGOR Y LA SANGRE, Ignacio Aldecoa (Planeta)

3868070Clásico del año 1954. Castilla, verano. El sol cae a plomo en un castillo donde se encuentra un cuartel de la guardia civil. De repente, una llamada: han herido a uno de los nuestros. Los guardias que están en el cuartel, Ruipérez y Pedro Sánchez, se lo comunican a sus mujeres : Sonsoles y Felisa. Van pasando las horas, va aumentando la angustia. Las mujeres de los otros guardias reciben la noticia: María, Ernesta y Carmen, no saben todavía quién ha sido el caído. Mientras tanto, el tiempo se detiene y en una analepsis (o sea, un flash back para los modernos) describe la vida la las cinco mujeres: entornos rurales (Sonsoles y Ernesta) o urbanos (Carmen, María y Felisa) , vidas sencillas, rotas por la guerra civil y recompuestas en la vida cotidiana tras en matrimonio con un miembro de la benemérita. Un clásico que merece la pena releer por su estilo impecable y su magistral desarrollo del tiempo.

Este fue el libro elegido para la lectura en el txoko literario. El chef (mi marido ) se arrancó con huevos, patatas, y morcilla, claro que a uno le pude hacer pensar en un menú de posguerra, pero que como dice él es alta cocina: pinchos de huevos con patatas (por cocinero vitoriano, como Aldecoa), tortilla 2.0, bombones de morcilla y tarta de queso. Como siempre muy interesante el coloquio. Una salvedad, a pesar de contar con medios electrónicos a los forofos de leer en papel les costó mucho encontrar el libro…¿por qué no tenemos en este país estas colecciones de clásicos como los franceses – Folio o J’ai lu– que permiten un fondo bibliográfico «con fundamento»?

 

PANZA DE BURRO, Andrea Abreu (Barrett)

shopping-1Como no puede ser menos, en clase suelo hablar de libros, en contrapartida, también soy el sujeto pasivo y me los recomiendan a mí. Este es uno de los que I. me habló con entusiasmo. Ya sé que ha recibido críticas muy positivas porque lo que tiene es que se trata de un libro diferente. En un verano caluroso y espeso en las islas Canarias, donde siempre está la amenaza del volcán (asunto profético) dos niñas pasan los días largos del estío. La narradora siente fascinación por Isora, deslenguada y huérfana a la que sigue a todas partes y con la que juega constantemente. En los albores de Internet , acuden a clases de informática, juegan con el Tamagochi y ven novelas en la tele con sus abuelas mientras consumen papas sin parar. También, cómo no, el despertar sexual que a mí personalmente me agota ya en grado máximo y cuyo número de hojas aquí y descripciones exhaustivas . Lo interesante es el lenguaje oral, muy a menudo fonético, plagado de de términos insulares pero que curiosamente se integran bien en el relato y no hacen que tengamos que acudir constantemente al diccionario. 

PARÍS ES AZUL, Muriel Villanueva (Versátil)

Azul tiene unos cuarenta años, se ha divorciado dos veces y harta de todo se va a París, donde estudió el último año de bachillerato allá por los noventa.  Azul se siente perdida y rememora sus amoríos de adolescencia. Mientras, hace un curso de pastelería y se lía con un señor francés. Va calle arriba, calle abajo, vuelve a la encantadora patrona que la alojó en su pensión hace más de veinte años y bebe champán y come croissants. Y vuelve a pensar con regodeo en los chicos de su adolescencia …y una lectora, que siempre acaba los libros porque sí, piensa que Azul es una inmadura, que lo único que ha quedado claro es que en París hace frío en invierno y que, desde luego, vaya pérdida de tiempo de lectura.  

EL INTRUSO, Vicente Blasco Ibáñez (El Tilo )

51kosjluulEscrita en 1904 refleja el despertar industrial de Bilbao: los altos hornos y las minas. El doctor Aresti (que parece ser un personaje sacado del muy real doctor Areilza), médico en las minas y primo del riquísimo industrial Sánchez Morueta observa la penuria de los obreros y cómo la ciudad pasa de ser una villa comerciante a una ciudad industrial.  Se trata de una novela profundamente anticlerical, o más concretamente, con una aversión a los jesuitas que tan presentes andan por estos pagos, reflejada en interminables monólogos que se me han hecho interminables. También se trata del imposible encuentro entre fe y ciencia, algunos amoríos, la vida de los obreros, el folklore vasco visto con los muy científicos ojos del doctor Aresti o el incipiente nacionalismo vasco defendido por la burguesía. El final es apoteósico y narra “el día que se tiraron los santos a la ría” con una batalla campal ente devotos de la Virgen de Begoña y masas enfurecidas. Acabo en libro con sentimientos compartidos: por un lado harta del odio a la religión reflejado en aburridas soflamas,  y, por otro, con una sonrisa en los labios de ver hecho literatura mi paisaje urbano cotidiano.

LOS ÚLTIMOS ROMÁNTICOS, Txani Rodríguez (Seix Barral)

unknown-1Una vez fallecidos sus padres, Irune vive sola en una casa cerca del cementerio. Solitaria y «un poco rarita» trabaja en una fábrica de papel y se entretiene de varias maneras: realizando flores de papel que deja en la tumba de sus padres, bebiendo sola en bares y observando a la gente , visitando a su vecina Paulina y, por último, llamando a un operador de la RENFE para pedirle informaciones sobre trenes que nunca cogerá. Lectura peculiar y muy ágil que me deja sentimientos encontrados: por un lado no acabo de empatizar para nada con el personaje de Irune; por otro lado me gusta el final, que siempre resulta tan difícil de escribir. Lo mejor, sin duda apreciaciones de la vida cotidiana como esta: El camarero llegó solícito y sonriente. Los dos componentes de la pareja querían café, y le dieron una serie de instrucciones bastante apabullante: largo de café, corto de café, con la leche fría, con la leche templada, con sacarina, con azúcar, en vaso, en taza. Los seres humanos somos bastante estúpidos: un café con leche es leche con café o a lo sumo café con leche, pero nos gusta hacer pliegues con las cosas sencillas, hacer pliegues y más pliegues, hasta complicarlo todo de tal forma que el camarero tenga que apuntar en una libreta una serie de instrucciones improbables (p.153-154)

ORIENT-EXPRESS. EL TREN DE EUROPA,  Mauricio Wiesenthal (Acantilado) 

9788417902322A la manera de Stephan Zweig al que el autor define como «su maestro» se evoca aquí la historia del mítico tren Orient-Express. Creado en el s. XIX para viajeros de lujo, sin prisas, que recorría el camino  (y lo sigue haciendo) desde Londres a Estambul , representa no solo el triunfo de la técnica sino un espíritu europeo y una manera de vivir despacio que ya casi se nos está olvidando. A través de estas más de 300 páginas recorremos con el autor un viaje con él desde Inglaterra hasta Turquía con sus muy augustos compañeros de viaje. Entre tanto, a veces un poco forzadas, se van contando datos históricos sobre la construcción del ferrocarril en general y el Orient-Express en particular, además se nos deleita con anécdotas de ilustres pasajeros, unas bélicas o políticas y otras se resumen en lances amorosos  contados con elegancia. Además, nos enteramos de la influencia en la literatura de este tren, los países y ciudades por donde pasa y los hoteles de gran lujo que el autor conoce. Gran ensayo para reflexionar sobre la reciente historia y los trenes. Aunque este modo de viajar esté al alcance de pocos, afortunadamente esta lectura está al  alcance de todos lo que lo deseen. 

EL RELOJERO DE LA PUERTA DEL SOL, Emilio Lara (Edhasa)

51c3prepttl._sx319_bo1204203200_Biografía de José Rodríguez Losada, relojero español exiliado en Londres y que, como casi nadie sabe (o yo, por lo menos, antes de leer el libro) donó a la ciudad de Madrid el emblemático reloj de la puerta del Sol . Nacido a principios del XIX en una familia campesina de León , huye de la miseria para desempeñar diversos oficios en el Madrid de Fernando VII. En un intento desesperado por sobrevivir a la miseria se alista en el ejército y, como es liberal, se ve obligado a huir de su país. Encuentra refugio y trabajo en Londres donde un relojero, Mr Hamilton, admirado por la pericia del joven español le enseña el oficio en el que brillará y será recordado en la posteridad. La novela gira en torno al pasado y al presente del relojero, las penurias de su juventud e infancia y su vida acomodada y feliz en la capital del imperio británico, donde, además de atender a su clientela, es solicitado para reparar el Big-Ben.  También está muy bien ambientada en la época, apareciendo en la narración personajes históricos como Dickens, Nelson o Lewis Carroll  introducidos con cierta habilidad. Buena novela histórica sobre un personaje no muy conocido.