Archivo de la categoría: Literatura francófona

VERNON SUBUTEX, Virginie Despentes (Random House)

UnknownVernon Subutex es un hombre de mediana edad que trabajaba en una tienda de discos. Con la crisis del sector y la muerte del divo de la música, Alex Bleach que le pagaba el alquiler, se encuentra en la calle y debe ir alojándose con antiguos amigos o conocidos que le albergan de mejor o peor grado. En este itinerario se describe y critica ferozmente la sociedad francesa  actual que resulta no estar tan alejada de la española.Aquí no se deja títere con cabeza:  el mundo de la música, donde las drogas y el alcool son moneda corriente, el de la pornografía (con escenas de sexo explícito demasiado fuertes para mi gusto), las relaciones de pareja (todo lo lejos que ese puede estar de una una situación estable), la violencia de género, la mendicidad, Internet,  el cine y sus productores, los transexuales e incluso los demasiado ricos que desprecian al vulgo que no gana menos de cinco mil euros al mes. Todo pasa por esta novela cínica y excesivamente cruenta, aunque no deja de poseer destellos de lucidez bastante interesantes.

Anuncios

BAJO EL ÁRBOL DE LOS TORAJA, Philippe Claudel (Salamandra)

Unknown-1A modo de Carrère en  De vidas ajenas, Claudel se enfrenta al tema tabú de nuestro tiempo que es la muerte. El narrador es director de cine y Eugene, el productor con el que siempre ha trabajado, fallece tras un cáncer. Esto hace que cada capítulo posea una parte de narración en la que va contando su vida amorosa y otra parte de reflexión sobre la vida y su final; porque todos sabemos que vamos a morir pero qué poco pensamos en ello. Debido a la profesión de la voz narrativa,  entre los pensamientos se entremezclan citas literarias además de referencias constantes a películas, actores y decorados. Para lectores que deseen algo de profundidad y no limitarse a organizar con afán sus próximas vacaciones. Personalmente,  llevo una temporada recibiendo noticias de enfermedades de gente cercana y tras esta lectura me reafirmo en dos ideas: una que debemos disfrutar de lo que tenemos, sin quejarnos tanto; y , otra, que tendremos que se más conscientes de que no somos inmortales.

LA TRIUNFANTE, Teresa Cremisi (Anagrama)

UnknownLa editora Teresa Cremisi narra aquí a modo de novela su vida. Desde su infancia exótica y acomodada en Alejandría (Egipto),  hasta su jubilación dorada en un pueblo de la costa Amalfitana. A partir de ahí una búsqueda de la identidad y el saberse mimetizar con el ambiente: primero en un colegio de niñas bien en Milán, luego en un periódico de izquierdas a finales de los sesenta y como ejecutiva en diversos puestos de responsabilidad en importantes empresas en Francia. Para cada etapa de su vida hay un libro de referencia (Conrad, Stendhal…) cuyas citas resultan inspiradoras a la par que  proféticas. Bastante curiosa es también la relación con las diferentes lenguas con las que debe vivir y trabajar. Resulta sencillo de leer pero un tanto deslavazado para unas vivencias tan interesantes. Un tanto decepcionante por lo que pudo haber sido y no fue.

HUÉRFANOS DE DIOS , Marc Biancarelli (Armaenia)

9788494490903Novela de un autor corso que descubrí gracias a los vecinos de Un libro al día. Vénérande es una joven huérfana que vive con su hermano Charles al que unos  desalmados desfiguraron. Desde ese día desea venganza y por ello acude a Infernu, un hombre de cierta edad que ha dedicado toda su vida a ser bandolero. Él accede a su ruegos y averigua quién cortó la lengua tan cruelmente a su hermano. Tanto la narración como el vocabulario son altamente complejos: al ritmo de la acción vengativa se van sucediendo episodios bélicos que explican la azarosa vida de Ange Colomba, que así se llama nuestro protagonista. Uno se imagina la película: en los secarrales los campesinos con trabuco dirimen sus querellas ancestrales. En esa línea (creo que no muy fácil de encontrar) está Pagnol con Manon de sources et Jean de Florette. Aviso: todo personaje que atisba en cualquier página puede acabar degollado, ahogado o víctima de cualquier suplicio que le lleve a la muerte. Muy intenso y muy duro pero gran literatura.

REPARAR A LOS VIVOS, Maylis de Kerangal (Anagrama)

UnknownEl asunto el que trata el libro es de lo más interesante y de lo más inusual en literatura. Un chico joven, Simon, fallece repentinamente en un accidente de tráfico. En el hospital proponen a sus atónitos padres la donación de sus órganos en excelente estado. De ahí los puntos de vista se multiplican: los médicos que “vacían” al paciente, el enfermero que pide a los progenitores permiso para los trasplantes, los médicos que se encargan de la coordinación, la novia del fallecido así como su hermana pequeña. No está de más reflexionar sobre estos temas porque a veces vivimos demasiado rápido y nos quejamos del problemas sin importancia. Sin embargo, aunque el argumento es bueno, le falta intensidad ya que la autora se pierde en disquisiciones, a veces inútiles, sobre la vida privada de los protagonistas que no vienen a cuento. Para lectores con ganas de leer algo que les haga pensar y con ganas de tragarse bastante “paja” en el camino.

LOS VIAJES DE DANIEL ASCHER, Déborah Lévy-Bertherat (Alevosí)

IMG_0339Hélène se muda a París a finales de los noventa para especializarse en arqueología. Allí se aloja en un pequeño estudio cedido por su tío abuelo, Daniel, escritor famoso de una saga juvenil donde narraba las historias de un aventurero por distintas partes del mundo. Entre descubrir un París propio de Amélie, enamorarse de Guillaume, compañero de estudios fascinado por la obra de su tío abuelo y estudiar algo; la protagonista va a descubrir que su tío fue un refugiado judío además de un enorme secreto de familia. La portada del libro da idea de dónde se puede leer, en la bañera,  porque resulta tan fácil de leer como de olvidar y si se moja un poco no pasa nada. Se deja leer pero no creo que deje un poso indeleble en un memoria lectora

NO Y YO, Delphine de Vigan (Suma de Letras)

IMG_0338Lou  tiene trece años y es superdotada, por eso sus compañeros de clase del instituto le llevan hasta cuatro años. En su casa, su madre está muy deprimida, debido a la muerte súbita de una hija al poco de nacer. Por eso, a Lou le encanta ir a la estación, a ver cómo la gente llega, es recibida y se despide de sus allegados. Allí conoce a No(Nolwenn) una joven mendiga a la que entrevista para un trabajo escolar sobre la exclusión. En un alarde de osadía consigue que sus padres acepten acogerla en su casa, contando también con la complicidad de Lucas, el malote guapito de su clase. Breve pero incisivo , DeVigan hace que recuerdes todo lo que lees escrito por ella. Lo recomendaría , además de los inquietos por la cuestión social, para aquellos estudiantes de francés que con un nivel medio de lengua desearan leer algo en V.O.