Archivo de la categoría: Literatura italiana

MARIA ZEF, Paola Drigo (Periférica)

unknownNovela a veces tremendamente cursi y en otras ocasiones, sobre todo al final, absolutamente estremecedora. María viaja con su madre y con su hermana Rosùte por los míseros pueblos de Italia vendiendo pucheros. En la extrema pobreza dependen de la compasión de los campesinos, cuando su madre fallece las pequeñas vuelven a la choza junto con su tío, Barbe Zef. María es bella y canta bien, se dedica a las tareas del hogar y hay pocos atisbos de alegría en su vida salvo el ir de vez en cuando a la ciudad. Cuando su hermana pequeña es hospitalizada y queda sola con su tío, todo se vuelve aún más sórdido y miserable. Como es propio de la época de la escritora abundan las descripciones bucólicas excesivamente adjetivadas de la naturaleza y la exaltación de la vida campestre. Además, posee el buen gusto de enunciar en una frase breve los episodios más desagradables, que una ya ha leído mucho y sabía que el Barbe nada bueno presagiaba. Lo que en la prosa actual llevaría páginas y páginas de escenas escabrosas, se resuelve aquí con un escueto: “se abalanzó sobre ella y la tomó con violencia” (p.172). Puede ser interesante recuperar este clásico italiano no muy del gusto estilístico contemporáneo.

LA AMIGA ESTUPENDA, Elena Ferrante (Lumen)

imageCuando este verano visité las librerías de Oslo, me llamó la atención que los libros de esta escritora estuvieran situados entre los más vendidos. Una lectora del blog me lo había recomendado y también había oído comentarios sobre el misterio que encierra esta tetralogía que que nadie sabe nada sobre su autora. Nos acercamos aquí la infancia de dos amigas:  Lila y Lenù en un barrio napolitano de clase obrera en los años 50. Elena Greco (Lenù) narra en primera persona la amistad que le une a Lila (Rafaella) desde la escuela primaria. Su amiga es muy inteligente pero también sumamente pendenciera y desafiante. Cuando acaban la enseñanza primaria sus padres no la dejan seguir estudiando, mientras que Lenù consigue acudir al instituto. Entre  exámenes, amoríos, escenas familiares a gritos y discusión limpia, descripciones de la vida de barrio y los sueños de escapar de la vida de los padres transcurre esta historia. Está contada con oficio y ritmo, a pesar de la multitud de personajes el lector se pierde poco (aquí sí que va la lista de personajes al principio de la historia). Me ha llamado mucho la atención la amistad dependiente de ambas mujeres y el fresco de la sociedad de la época. La buena noticia es que la historia sigue y que hay esta es la primera obra de la tetralogía.

NUESTRAS CALLES, Alessandra Lavagnino (errata naturae)

imageVida de una joven durante la Roma de la preguerra, guerra y posguerra, aquí se describen sus idas, sus venidas, sus amigos, sus estudios y, sobre todo, la relación compleja con una madre abogada que desea que siga sus pasos. Todo es cotidiano, se dedica a analizar lo simple incluso en lo momentos más dramáticos de la narración. Quizá estoy mediatizada por las historias anteriores pero me ha parecido  bastante plano y no he enganchado en ningún momento. En literatura debe pasar como con la comida, si comes anchoas de aperitivo, todo lo posterior te parecerá soso y sin gracia. Tras mis dos últimas lecturas con tanta fuerza y, a veces,  hasta desagradables tanta corrección y descripción minuciosa del día a día me ha resultado insípido. Un sin más.

UN DÍA PERFECTO, Melania G. Mazzucco (Anagrama)

imageAutora que jamás me ha decepcionado pues sus historias están soberbiamente escritas y nunca te dejan indiferente aunque a veces las escenas descritas son muy fuertes. Narra aquí un día en Roma hora por hora, el 4 de mayo de 2001, allí sus personajes se entrecruzan, padecen y viven en una ciudad que también es protagonista. Antonio es policía dedicado ahora tareas de escolta obsesionado con el abandono de su mujer, Emma que vive ahora con su madre y sus dos hijos, Valentina y Kevin en un barrio de la periferia. Protege durante horas a Elio Fioravanti, honorable del Parlamento que intenta conseguir un puesto en las próximas elecciones mientras desatiende a su segunda mujer, Maja, a su hija pequeña Camila y se desespera con su hijo veinteañero Aris (de sobrenombre Zero), ácrata y y antisistema convencido. Para completar el cuadro falta Alessandro, profesor de literatura de Valentina cuyo amante no le corresponde. A pesar del gran número de personajes y de historias cruzadas la lectura llega y se comprende porque es intensa, porque está hecha de múltiples escenas cotidianas, de conversaciones y de pensamientos perfectamente narrados y muy bien ensamblados. También es una detallado análisis de todas las clases sociales y de todas las edades que conviven en esta sociedad de principios del s. XXI a veces sin valores y sin esperanzas que hacen que el ser humano no siempre actúe como tal. Lectura excelente pero, aviso, con algunos fragmentos que te dejan sin respeiración. Abstenerse los frívolos y las almas excesivamente sensibles.

Aquí va la banda sonora del libro:

 

 

 

EL PADRE INFIEL , Antonio Scurati (Libros del Asteroide)

Scurati.2Retrato de una generación nacida entre los 60 y 70 que crecimos con la promesa de una expansión infinita, en cambio vivimos en un universo en contracción (p.213). Glauco está casado con Giulia y tienen una niña pequeña, retoño que llegó cuando ambos estaban más cerca de la cuarentena que de la treintena. Al hilo de una crisis matrimonial el narrador rememora su historia de amor, el nacimiento de su hija y reflexiona sobre la sociedad que nos rodea. Así, asiste perplejo  a clases sobre el parto y concluye que No soy capaz de imaginar nada más estresante que una vida dedicada a combatir el stress (p.67); antológica es su visita a un banco, cuando ve en la publicidad en plena contradicción con lo que le dice su asesora que rechaza de plano hacerle un préstamo; o incluso todo lo que tiene que ver con la gastronomía – el protagonista es chef – o con lo que se ha dado en llamar la gastrotontería. Y, sin embargo todas estas brillantes pensamientos: sobre la paternidad tardía, el hijo único o los parques quedan empañadas por escenas de sexo explícito ya que  no satisfecho en su hogar, lo busca en otros sitios. Y es una pena que reduzca el matrimonio al sexo porque si omitimos estos fragmentos (bajo el epígrafe de demonios) podría ser una lectura muy recomendable para todo el mundo puesto que es una estupenda descripción de nuestra vida actual.

LA ESPOSA GENTIL, Lia Levi (Alianza)

9788420665870Año 1900, Amós Segre, un joven banquero judío que vive con su padre y con su madrastra decide que será rico y se casará. Aunque empieza a conocer a alguna muchacha conveniente de su raza acaba enamorándose de Teresa, una mujer que aunque ni por posición social ni por religión parece la idónea para él. A  través de la novela vemos cómo transcurre su vida en pareja, cómo aumenta su la fabulosa riqueza y cómo va siendo aceptada poco a poco Teresa por su recalcitrante familia política.  Y es que, como confiesa en un momento a una impetuosa cuñada el secreto de su matrimonio es tan sencillo como lo que sigue “Yo siempre quiero que esté contento y él quiere lo mismo para mí. Nada más[…] puede que haya matrimonios basados en muchas otras cosas […] pero yo creo que ésta se les olvida”. Además abarcar casi 40 años de historia, resulta conmovedor cómo la esposa gentil intenta acercarse y hacer suyas las costumbres de su marido, llegando a convertirse en íntima amiga de la hija del rabino. Por su parte, Amós, a modo de Pigmalión convierte en una mujer elegante y mundana a una campesina educada en las monjas. Los dos inconvenientes que se pueden poner son unos personajes que carecen de profundidad psicológica y la melancolía que flota en el ambiente que no he llegado a comprender. Por lo demás, es una historia agradable, fácil de leer y capaz de aportar algo a todo tipo de público.

EL DANUBIO, Claudio Magris , Anagrama

imgresUna que está acostumbrada en la vida diaria a hacérselas con un público adolescente con una cultura regularcilla y un interés de moderado a bajo por ampliarla, se las daba de culta hasta la lectura de Danubio. Porque lo que allí aparece no es cultura, es erudición que comienza desde el nacimiento del río hasta su desembocadura. A través de los países que atraviesa el Danubio se describen paisajes, anécdotas, fragmentos históricos y citas literarias que evocan los lugares por los que transcurre dicho río. El volumen de conocimiento es abrumador, las referencias culturales inabarcables y la sintaxis compleja y brillante. Aunque es un libro que a muchos les puede sobrepasar por su complejidad, me alegro de haberlo leído, de haber sido capaz de que me suenen el 10% de la citas de la cultura centroeuropea (de la que soy bastante ignorante) y de haber atisbado historias como la de Bulgaria o la de los distintos pueblos que pueblan Rumanía. Para muestra un botón: “el pathos visceral, que se proclama inmune a la ideología es un artificio ideológico (p.224) , y es una de las frases más cortitas. En conclusión, lectura erudita para tomársela con mucha paciencia, saborearla y aprender mucho.