Archivo de la categoría: Literatura nórdica

LA HABITACIÓN, Jonas Karlsson (Salamandra)

unknownEstamos ante el típico ejemplo de humor nórdico, que el que lo pille lo disfrutará y el que no se quedará con la ceja levantada intentando entender qué es lo que ha leído. Esto es un hombre un tanto peculiar que comienza trabajar en una oficina. Todos le miran raro, pero él no se inmuta, es más, cree que lo hacen porque él es el más listo de todos. Para aislarse de la presión de la oficina tiene la costumbre de ir a una habitación, un despacho donde encuentra la paz. Cuando comenta con sus colegas que existe dicho habitáculo, todos le miran raro y afirman al unísono que dicho cuarto no existe, que se trata de una pared y, cómo no, le miran más raro todavía. Historia ágil plagada de diálogos, sin grandes pretensiones que podría ser una reflexión o una metáfora sobre el proceloso mundo de la vida laboral. El que lo lea que me comente si le ha sabido sacra más conclusiones que yo.

LA MEMORIA DEL AGUA, Emmi Itäranta (Ediciones B)

img_0275En esta distopía leemos cómo el mundo ha dado pasos atrás porque los polos han desaparecido. El agua es ahora un bien tan escaso que provoca guerras y hasta hay un batallón especializado en delitos contra dicho elemento. Noria es hija de un maestro de té, cuyas dotes y profesión hereda, lo mismo que un gran secreto que hará que su vida y la de sus amigos peligre. Suele ir con Sanjia, su amiga íntima a un vertedero donde encuentran elementos de la vida pretérita que les ayudarán a descubrir qué ocurrió antes de su nacimiento. En este libro se mezclan tres aspectos: el primero son reflexiones pseudofilosóficas sobre el agua, el segundo pinceladas de futurismo con el calentamiento global y sus consecuencias de fondo y el tercero cierta tendencia a la aventura  que no va a ningún lado. Dado que nada de esto me atrae lo más mínimo y que las penurias a lo Blade runner me resultan harto difíciles de digerir, esta lectura se quedará en el cajón de los olvidados.

JUDITH FÜRSTE, Adda Ravnkilde ( Rara Avis)

img_0263Un nuevo clásico olvidado y recuperado por este sello de Alba editorial. En este caso se trata de literatura danesa de finales del XIX. La autora, Adda Ravnkilde, se suicidó a los veintiún años tras escribir esta novela. Así que es de estas historias con un poso detrás que inquieta al lector. Judith es una huérfana de padre, bonita pero sin fortuna y con un carácter más que desagradable consigue que el ricachón de la zona, Johann Banner la pida en matrimonio. Ella accede a regañadientes y poco a poco se va describiendo su relación. Tras esta lectura dos sentimientos encontrados unos negativos y otros más bien positivos. Los primeros los achacaría al exceso de adjetivos y de cursilería que aquí se manifiestan, se trata, de un diario de una adolescente en plena crisis existencial de “nadie me quiere”, “soy fea e inútil” con la prosa engolada decimonónica. Sin embargo, me ha resultado gratamente sorprendente (y por eso siempre acabo los libros que empiezo) el desenlace en el que una persona se da cuenta de que lo realmente importante es lo que tiene al lado. Para lectores con paciencia y ganas de llegar más allá de las complicaciones sintácticas de esta obra.

UN JUEGO PELIGROSO, Mari Jungsted (Maeva)

libros-portada-un-juego-peligrosoEsta novela es la octava protagonizada por Ander Knutas, policía sueco que vive en Visby, en la isla de Gotland. Como de costumbre, no hace falta haber leído los anteriores para comprender la historia, que, por lo demás, responde al clásico cliché de la novela nórdica policíaca. En este caso se ambienta el el mundo de las modelos, las fotos y la anorexia. Cuando están realizando un reportaje fotográfico el fotógrafo es gravemente herido; Jenny Levin, la modelo que lo descubre es  a su vez amenazada. El detective, al final consigue desentrañar los hilos y descubrir al culpable (el lector no muy avispado, como es mi caso, ya lo sabía desde varias páginas antes). Mención aparte merece el tema de la anorexia tratado en un personaje como Agnès, que fue modelo pero que fue rechada por gorda. Aunque el tratamiento de dicha enfermedad es un tanto superficial, puede hacer pensar. Como de costumbre, hay exceso de personajes y, pese a todo, el argumento se sigue bien. Como de costumbre: fácil de leer y de olvidar.

CREPÚSCULO EN OSLO, Anne Holt (Roca Editorial)

cover2-16Segundo libro de la saga de Stubø y Vik que se pueden leer en desorden porque la autora da pistas de los acontecimientos previos para comodidad del lector. Oslo, año 2004, crímenes terribles asolan la ciudad: gente relativamente conocida es asesinada y el criminal deja huellas simbólicas sobre la personalidad del difunto: corta la lengua a una periodista, deja un Corán al lado de una política, mata a un escritor criticón con una pluma… Los policías están desconcertados y a pesar de que Inger Johanne acaba de dar a luz, Yngvar le pide que trace un perfil psicológico del culpable, como aprendió a hacer en el FBI hace unos años. Con multitud de personajes, acción, pensamientos  retorcidos y sensaciones de pánico se va construyendo la trama como un puzzle hasta que se puede identificar al criminal. Una novela policíaca más, entretenida pero oscura y un tanto inquietante.

Esta semana, como se puede comprobar por mis lecturas, he estado en la ciudad que da título al libro aquí comentado. Como suelo hacer, he llevado literatura del país para situarme, alguien me dijo que solo conocía literatura policíaca pero ya está visto con La trilogía de Tora que también hay otro tipo de lecturas. Hace unos cuantos años (antes del blog) leí Cristina, hija de Lavrans y la impresión viene a ser la misma: estos noruegos parece que están seriamente perturbados, todo es sufrimiento moral y físico, ¡qué angustia!. También he podido pasearme por una biblioteca donde había más silencio de lo normal (país ya de por sí bastante bajo de volumen) y comprobar que las librerías están repletas de novelas de crímenes (krime pone) y de best-sellers románticos; yo tenía entendido que es uno de los países donde más se lee del mundo.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Cantidad de revistas en Oslo

Por curiosidad, mientras mi marido me seguía resignado y  confirmaba que en las librerías la sección de gastronomía estaba muy por debajo de sus expectativas, eché un vistazo a literatura infantil; de lo que me puede percatar es que lo noruego para niños es también bastante complejo: trolls que se creen  niños y vikingos apenados por su suerte.

En un kiosko pude alucinar de la ingente cantidad de revistas que se venden, sobre todo aquellas relacionadas con el deporte.

2015-08-05 20.09.03Interesante viaje en el que he disfrutado de un veroño (16º de máxina) además de la decoración nórdica y de su gastronomía, pero esa es una parte de mi vida de lo más placentera que aunque ocupa un lugar preminente no es el objeto de este blog.

TRILOGÍA DE TORA , Herbjørg Wassmo (Nórdica )

1382950885-87-0Componen esta trilogía tres libros editados en los años 80: La casa del mirador ciego (1981), La habitación muda (1983) y El cielo desnudo (1986). En ellos se narra la infancia y adolescencia de Tora, una niña que habita en una isla asilada del norte de Noruega. Es hija de un alemán y su madre, Ingrid, tras la muerte del padre se ha vuelto a casar con Henrik, un hombre hosco y antipático que abusa sexualmente de la protagonista. Además de sufrir  atroces miedos por la situación, se nos describe la importancia de las fuerzas de la naturaleza, la sociedad cerrada de la isla con sus prejuicios y envidias. Sin embargo, no todo es nefasto para Tora ya que en la escuela es una buena estudiante y siempre tiene gente alrededor que le ayuda a sobrellevar su carga: su tía Rakel, casada con el risueño Simon;  Sol, una vecina de su edad o Frits un chico sordomudo y su encantadora madre que acogen a Tora en su casa con calor de hogar. En el segundo volumen y tras un episodio traumático en el que su padrastro intenta prender fuego a la fábrica de su tío, Tora al final encuentra la paz puesto que la amenaza que vive en su casa es encarcelado y a ella le dan una beca para poder estudiar en bachillerato en otra ciudad. Pero, claro las cosas se complican porque el malvado Henrik vuelve, su madre permanece callada y su tía Rakel, que la comprende y apoya, cae enferma. En el último libro de la trilogía todo lo ocurrido trae consecuencias con lo que yo me atrevería a definir, sin ser experta, en un grave desequilibrio mental. Es una narración dura, con muchas escenas muy explícitas y muy crueles y tanto la  psicología de los personajes como las fuerzas y la influencia de la naturaleza están muy bien descritas. A pesar de lo complejo de todo lo aquí relatado el ambiente está muy bien descrito y la historia se sigue muy bien aunque trate sobre una temática profundamente escabrosa.

UN HOMBRE ENAMORADO, Karl Ove Knausgard (Anagrama)

Maquetación 1No sé por qué tomé este libro en préstamo de la biblioteca, o estaba en una de mis listas, o como de costumbre, estaba a mano y era voluminoso. He de confesar que el asunto no empezó con muy buen pie, la primera razón es  porque es la segunda parte de una autobiografía titulada mi lucha y a mí que tiendo al caos me gusta ser ordenada en esto de leer, primero la 1º parte y luego las siguientes. Y la segunda razón es que el principio me resultó de lo más desalentador:  esto es un noruego que vive en Suecia (que para ellos es muy diferente, pero al mediterráneo medio le da igual), tiene tres churumbeles de corta edad y cuenta su vida cotidiana con ellos: que si la guardería, el cumple de una amiguita, el pañal etc… Luego el asunto mejora ya que narra la historia con Linda, la madre de sus hijos además de su obsesiva búsqueda de la felicidad y sus neuras de escritor, todo ello con una prolijidad en los detalles que a mí me ha parecido excesiva. Y sin embargo, no deja de ser interesante tanto la pseudo biografía de un hombre cualquiera como la prosa excesivamente minuciosa.  Por supuesto, me ha quedado clarísimo que los de por allí arriba están todos un pelín del ala.  En resumen, un libro complejo que hay que coger con paciencia y con tiempo pero que no es en absoluto descartable. Dudo si me voy a atrever con la primera parte o no.