Archivo de la categoría: Literatura rusa

DANIEL STEIN, INTÉRPRETE,Liudmila Ulítskaia (Alba)

9788484288602_1Novela coral y polifónica inspirada en la vida de Shmuel Oswald Rufeisen. Él era un judío polaco que sobrevivió a la invasión nazi haciendo de intérprete para los alemanes,  tras haber conseguido salir con vida de innumerables redadas decide convertirse al catolicismo, hacerse carmelita y , además, ejercer su ministerio en Israel oficiando las celebraciones en hebreo. Es decir, una biografía que no entra dentro de lo previsible. La historia se construye a través de cartas, testimonios y vivencias de muchos personajes que por diversas circunstancias han conocido a Daniel y cuyas vidas fueron marcadas por sus acciones: una hija de una ferviente comunista milagrosamente salvada del ghetto, una ex monja lituana casada con un sacerdote ortodoxo, el hermano del protagonista que vivía en Israel desde el final de la SGM o su asistente alemana, Hilda,  que trabaja con él en la parroquia. Como toda buena novela rusa tiene tres ingredientes propios de la misma: abundancia de personajes secundarios con situaciones vitales complejas, búsqueda de la trascendencia y una tendencia a atormentarse que es un clásico en el género. A ello hay que añadir el análisis de la diáspora judía y la situación de los cristianos en Israel, asunto que he de confesar me ha dejado bastante perpleja. Lectura altamente recomendable por su profundidad en lo que respecta a los temas tratados y por lo sencillo que resulta seguir la trayectoria vital de todos los personajes.

Anuncios

LOS DEMONIOS, Fiódor Dostoieski (Alba)

unknownRusia, segunda mitad del s.XIX. En una ciudad de provincias confluyen varios personajes, especialmente dos jóvenes que han vivido en otras zonas: Piotr Stepanovich y Nikolai Stavrogin. Sus respectivos progenitores viven allí, lo que da pie a abundantes descripciones sobre la aristocracia y la alta sociedad del lugar, con sus críticas afiladas, bailes y cotilleos. Parte importante tienen también las reuniones políticas, destinadas a derrocar al zar y de las que forman parte los dos jóvenes citados. Tras una ardua lectura uno acaba con la clara idea de que el carácter ruso es complicado, intenso y atormentado, que no existen relaciones plácidas entre ellos y que todo lo que se puede complicar lo hace. A través de escenas de celos, malentendidos, conspiraciones, amoríos se va construyendo la psicología de los personajes y el análisis detallado de la sociedad de su tiempo.En las últimas cien páginas la acción se agolpa y todo deriva en tragedia absoluta (como no podía ser menos). Lectura extremadamente compleja, para amantes de los retos intelectuales.

LA QUINTA ESQUINA, Izraíl Metter (Libros del Asteroide)

img_0283Se narra aquí la vida del hijo de un comerciante judío ucraniano en la Rusia soviética, incidiendo especialmente en la época del estalinismo. El narrador, aunque no ha podido acceder a estudios superiores, se dedica a impartir clases de matemáticas en centros todo a lo largo de la URSS. Pese a conservar durante toda su vida un cariño bastante fiel a Katia, su amor de juventud, ambos pasan por varios matrimonios fallidos. De fondo histórico tenemos la SGM y el estalinismo desde un punto de vista realista pero un pelín resignado, ya que el punto de vista narrativo parece de mero espectador, ni siente, ni juzga ni padece.  El tiempo no es cronológico, y aveces cuesta situarse en el qué, cuándo y cómo. Merecen la pena las abundantes reflexiones, sobre la pedagogía: En los libros[…] hay una falta común: no toman en cuenta el carácter irrepetible de la personalidad del educador  (p. 44) para exponer las doctrinas didácticas en auge. Sobre la vida en pareja: Yo le leía en voz alta mientras ella bordaba. No tolero leer en voz alta, pero a ella le gustaba. Y yo leía. (p.152). O incluso  sobre la capacidad de sufrimiento del ser humano: Yo conocí a personas que, habiéndose comportado maravillosamente durante los largos días del sitio de Leningrado, se derrumbaron en el momento en que podían comer hasta el hartazgo (p, 169). En conclusión, si se toma como un novela al uso puede decepcionar, pero si se va despacio, saboreando los pensamientos y el estilo se puede disfrutar.

VOCES DE CHERNOBIL , Svetlana Alexievitch (De Bolsillo)

imageComo a tantos lectores el premio Nobel 2015 no me sonaba de nada, así que como siempre es buen momento para conocer a nuevos autores me he lanzado a lectura de esta libro sobre la catástrofe nuclear en 1986. Aqui aparecen voces de los supervivientes: hombres, mujeres y niños dejando claras varios aspectos: el primero es la poca gravedad que se dio al accidente al principio, muchos observaban las luces como si fuera algo maravilloso y encantador; lo segundo cómo actuaron los soviéticos  (recordemos que todavía no había caído el muro de Berlín y el comunismo se consideraba como un modelo eterno) como un solo hombre y obedeciendo todas las órdenes; lo tercero es la escasa preparación y la chapuza que fue toda la gestión: obreros sin máscaras, agricultores que continuaban cosechando y vendiendo los productos, por no hablar de todo el pillaje que se dio en esas tierras. Lo más importante, sin embargo, son todos los testimonios desgarradores de los testigos aquí entrevistados: la pérdida de sus hijos, de sus cónyuges, de sus tierras y la generación maldita de Chernóbil todavía no cuantificada en términos de salud. Episodio tremendo que no conviene olvidar.

SOFÍA PETROVNA, UNA CIUDADANA EJEMPLAR, Lidia Chukóskaia (Errata Naturae)

sofia_petrovnaComo no sé por qué siempre me he sentido atraída por los rusos y hacía tiempo que no caía en mis manos una obra de por aquellos lares, aquí he tenido la oportunidad. Está basada en hechos reales durante la purga de Stalin. Sofía Petrovn es una viuda que trabaja de mecanógrafa en una editorial. Se resigna a su mundo y a su suerte y se adapta con calma a la sociedad comunista. Su único orgullo y consuelo es su único hijo, Kolia, que estudia ingeniería. Cuando éste se va a trabajar a una fábrica lo echa de menos pero está segura de su triunfo profesional. Sin embargo, la vida en la Gran Purga es muy compleja y ni las mejores personas adictas al régimen se pueden salvar de ser denunciadas. Fácil de leer, con un tono bastante neutro para las barbaridades que cuenta puede ser una excelente opción para el que desee saber del tema y no se atreva con obras de la magnitud de Vida  y destino. Además esta novela tiene una historia dentro de la historia, pues fue escrita en un cuadernillo escolar y rescatada posteriormente.

EL JUGADOR, Fiodor Dostoievsky (Austral)

imagesEl título y el autor no dejan lugar a la duda: la ludopatía es, en esta breve novela,  la base de la historia. El cómo se gestó esta narración lo explica estupendamente Santiago Postegillo en La noche en que Fránkestein leyó el Quijote, así fue como Dostoievsky agobiado por las deudas se compromete a escribir una novela en veintiséis días, lo consigue y por ende se enamora de la taquígrafa que le transcribe las páginas. Una familia y su séquito de rusos disparatados se reúne en  Roulettenburg y allí se escenifica la afición por el juego de su protagonista y especialmente de la abuela – de la que todos desean heredar-. Aparecen personajes como mujeres que se dedican a timar a los pobres jugadores o, mejor dicho, cazafortunas, además del  del amor atormentado no correspondido que siente todo ruso que se precie. Podríamos  poner esta historia en Las Vegas actual (y conste, que no lo conozco más que por las películas y las series de televisión) y poco cambiaría.  Interesante estudio psicológico sobre la ludopatía.

CONTRA TODA ESPERANZA , Nadiezhda Mandelstam (Acantilado)

contra-toda-esperanza-9788415689102Viuda de un poeta represaliado por Stalin cuenta su vida sumamente  dura durante el comunismo. En realidad todo se reducía a “dadnos al hombre, que la acusación ya la encontraremos” (p.39) y bajo esta frase muchos fueron los intelectuales acusados de desafección al régimen, condenados y exiliados. junto con su marido emprende un periplo por ciudades cercanas a Moscú a la búsqueda de trabajo y permiso de residencia, unas veces esperanzados y otras veces sin ella porque “al perder la esperanza, perdemos también el miedo: no hay motivos para temer” (p.80). Además de comentar con profundidad los poemas (salvados por la portentosa memoria de la autora) su génesis así como los últimos días de su marido, también habla de la vida cotidiana, de lo difícil que resultaba vestirse o alimentarse. Describe asimismo la vida de personas sencillas que les ayudaron y los intelectuales (entre ellos, Pastérnak) con los que compartían exilio y conversaciones. Cada capítulo se puede leer de modo independiente con paciencia y reflexión ya que se acerca más a un ensayo filosófico que a una narración dinámica pero podemos encontrar fases como ésta:”para realizar un trabajo intelectual, el ser humano necesita estar afinado lo mismo que un instrumento. Existen, probablemente, diversos instrumentos humanos: algunos funcionan sin interrupción, se afinan sobre la marcha: otros, al dejar de sonar, necesitan afinar su teclado. Los poetas […] pertenecen al segundo tipo […]” (p.320). Para amantes del atormentada alma rusa a ritmo pausado y de las disquisiciones filosófico-literarias.