Archivo de la categoría: Cuentos

EL FULGOR DE LA POBREZA, Luis Mateo Díez (Alfaguara)

00106521925088___1_600x600En este volumen se pueden leer tres cuentos intimistas. El primero es el título del libro, el segundo se denomina “la mano del amigo”  el último “Deudas del tiempo” . En el primero un hombre acomodado abandona su vida y su familia, nadie sabe muy bien por qué. En el segundo se describe la amistad/enemistad entre dos alumnos de un mismo colegio . En el último se toma como hilo conductor la vida de un emigrante que ha vuelto a su lugar de origen. Los tres relatos comparten unos nombres propios imposibles (Cosmo, Lacio, Elio, Edira…) una ubicación imaginaria que debe andar por la Castilla profunda y una localización temporal no muy definida. Además de ello, poco importa el contenido, lo que importa es la forma, el léxico rico, el ritmo tranquilo que hace que sumergirse en esta grata lectura exija cierto esfuerzo intelectual.  He de confesar que mi acercamiento al escritor ha sido gracias una entrevista que oí en RNE en donde confesaba su escasa propensión para los estudios y que eran frecuentes sus suspensos en lengua castellana. Este dato me llevó a animarme a leerlo y así no desesperarme ante la ortografía creativa del alumnado y su interpretación libre de la gramática, quizá me encuentre ante un escritor en ciernes y futuro miembro de la RAE, aunque él/ella no lo sepa todavía y yo tenga serias dudas al respecto.

EL OJO CASTAÑO DE NUESTRO AMOR, Mircea Cartarescu (Impedimenta)

unknownEl título de este conjunto de relatos y ensayos corresponde al de un cuento en el que se narra cómo falleció su hermano gemelo a los cinco años de edad. Pero lo de menos es el título y lo de más es la maestría con la que maneja el lenguaje te autor rumano. Aquí reflexiona sobre el hecho literario, sobre la poesía, sobre Ovidio, sobre su faceta de escritor rumano y de cómo es percibido por sus colegas de otros países, en contra de lo que se pudiera pensar no cansa, no agota y fascina. Además de las cuestiones metaliterarias podemos leer cómo llegaron los vaqueros  a Rumanía,  la pobreza extrema de los años noventa y algún relato de corte fantástico. Para mí es sobresaliente las primeras páginas del escrito titulado ” El gato muerto de la poesía de hoy ” p. 103, no se puede ser más certero en el análisis de la poesía actual. Por lo demás, aunque es un poco complejo para mí es un placer leer frases como yuxtaposición fortuita de unos sintagmas heteróclitos (p.102) que a una que se pasa la vida explicando que “carpintero” no es un adjetivo le viene bien elevar el nivel cultural y literario.

UN AMOR QUE DESTRUYE CIUDADES, Eileen Chang (Libros del Asteroide)

img_0270En este volumen de un poco más de cien páginas podemos leer dos relatos. El  primero corresponde al título y narra la vida de una mujer china divorciada Liusu que acude desde Shangai a Hong Kong atrauida por Fan Liuyan un pretendiente de lo más original. Es en Hong-Kong a princpios de los años 40 y bajo las bombas donde se desarrola la historia de amor un tanto peculiar entre ambos. El segundo relato titulado “bloqueados” trata sobre las ensoñaciones de unos pasajeros encerrados en un tranvía por un corto espacio de tiempo. Dos breves narraciones o novelas cortas bastante entretenidas y que nos hacen soñar sobre mundos nuevos.

 

HISTORIAS DEL ARCOIRIS , William T. Vollmann (Pálido fuego)

imageAl ver semejante libro encima de mi mesa de trabajo algún colega despistado ha comentado el título “qué bonito, seguro que es tannn tierno”, y nada más lejos de la realidad. Se trata de historias descarnadas sobre mendigos, asesinos, drogadictos, skin heads, salteadores de caminos, prostitutas y he de confesar que en alguno no me he enterado muy bien de qué va. Todo con una prosa compleja de frases subordinadas largas, con un vocabulario un tanto indescifrable y unos escenarios sórdidos o sumamente difíciles de identificar. Y para cuando mi mente agotada conseguía desentrañar el significado del texto todo era tremendo y espeluznante, todo lo que mi colega, ingenua de ella, pensaba. Cuando caen a mis manos semejantes libros: el autor es considerado “como uno de los mejores escritores de nuestra época” (cita de la contraportada) yo me siento profundamente inculta (he de reconocer que no me viene mal el baño de humildad). Por eso doy un aplauso a esos escritores que hacen fácil lo complejo porque a intelectos como el mío este esfuerzo me supera.

NIVELES DE VIDA, Julian Barnes (Anagrama)

Niveles-de-vida-190x300Componen este librito tres cuentos: el primero titulado El pecado de la altura trata de los inicios de la aeronáutica (en globo)  y de la fotografía aérea; el segundo denominado En lo llano habla de un pretendiente de la actriz Sarah Bernhardt; el último: La pérdida de profundidad es personal y el autor reflexiona sobre el duelo por la pérdida de su mujer. A mi entender estas narraciones poseen dos lecturas: la superficial serviría para informarnos sobre hechos de hace un par siglos y de cómo los pioneros de la aviación iniciaron sus andanzas; la profunda, sin embargo, hace que todas las piezas encajen porque cada capítulo se inicia con esta frase: “Juntas dos cosas que no se habían juntado antes»(p.11, p.43). ..¿y?. El último relato, además merece ser subrayado por la complejidad de los sentimientos aquí descritos, su precisión y a la vez su pero y es que Barnes es de estos autores que hace simple lo complejo, lo que lo convierte en un escritor imprescindible.

NOSTALGIA, Mircea Cartarescu (Impedimenta)

9788415130307Componen este volumen cinco cuentos: El ruletista, El Mendébil, Los gemelos, REM y El arquitecto. El primero y el último son breves y fáciles de entender y ambos hablan de obsesiones inexplicables en una atmósfera de lo más lograda. En El ruletista se narra la vida de un don nadie que triunfa gracias a sus apuestas cada vez más locas con la ruleta rusa; en El arquitecto conocemos a un hombre normal que se obsesiona con el cláxon de su coche. El cuerpo central de los relatos es,  sin embargo, bastante complejo ya que mezcla recuerdos de infancia con surrealismo, lo onírico y el realismo mágico.  En la voz narradora convergen lo real y lo fantástico, quedando las fronteras bastante difusas entre sueños, evocaciones y lo cotidiano. Mi consejo para acercarse a este autor es leer Las bellas extranjeras que, a mi modo de ver, es mucho más asequible y divertido.

LAS BELLAS EXTRANJERAS, Mircea Cartarescu, Impedimenta

fit-230x360Como sólo soy lectora y no escritora no puedo expresar con palabras la pereza infinita que me daba leer este libro. Lo tenía todo para ser poco atractivo: tres cuentos de un autor rumano desconocido para mí, claro y una portada más bien oscura. Craso error porque he disfrutado muchísimo con él. En el primer cuento se narra con bastante humor e ironía cómo el escritor recibe un paquete en el que supuestamente aparece en ántrax para dar paso a una delirante crítica del mundo moderno. En el segundo y el en el tercero, sin embargo, los temas son literarios. Las bellas extranjeras no se refiere, como se pudiera pensar a un conjunto de mujeres hermosas sino que son unas jornadas organizadas por los culturetas franceses en donde invitan a una serie de escritores de países concretos y los pasean por toda la Galia dando charlas y conferencias. Aunque el asunto parece de ficción, no lo es y aquí va el hipervínculo para quien se quiera cultivar. Aquí se describen sus viajes por Francia, las pugnas entre escritores y desmitifica del todo la condición de escritor laureado que va recibiendo premios por el mundo; París es bonito, sí, pero tiene sus pegas y no digamos nada de los estereotipos que tienen los muy afables campesinos del Pirineo francés sobre los rumanos. La forma de escribir de este autor me ha recordado a la de un periodista local que redacta también con ese punto de ironía que tanto me he hecho reír, me refiero a Pablo Martínez Zarracina (con cuya presencia pude contar en una de mis tertulias). Aviso: a mí me ha encantado pero puede haber lectores a los que tanta referencia al mundo literario llegue a cansar, yo nunca lo hubiera seleccionado y estoy feliz con el hallazgo.