Archivo de la categoría: Diario

DIARIO DE UN EMIGRANTE, Miguel Delibes (Destino)

img_0267Escrito en 1958 por uno de nuestros más insignes escritores, relata la vida de Lorenzo, el protagonista de Diario de un cazador (1955) cuando decide emigrar a Chile con su esposa Anita. Día a día y con un habla que se nos hace un poco extraña al lector actual, Lorenzo va consignando todas sus angustias y expectativas de la aventura americana. Para el emigrante hay momentos duros y otros que no lo son tanto, hacen sonreír la perplejidades idiomáticas, la nostalgia y sus ansias de seguir cazando, como hacía en su Castilla natal. Leerlo es como viajar a los años 50, como ver Cine de Barrio una tarde de sábado lluviosa. Animo a releer a estos escritores que a veces parecen ahogados ante tanta novedad editorial.

 

UNA NOVELA RUSA, Emmanuel Carrère (Anagrama)

imageTras escribir un libro, el autor/narrador decide emprender un nuevo proyecto que consiste en profundizar en los orígenes de su abuelo materno, georgiano de nacimiento. Después de trazar una breve semblanza de los ancestros de su madre se le plantea la posibilidad de ir a un pueblo de Rusia, llamado Kotelnich, donde ha aparecido un húngaro prisionero de la SGM.Allí se queda atrapado por el ambiente y decide de hacer un reportaje sobre el pueblo  y sus habitantes. A todo esto se unen, además, sus cuitas amorosas con Sophie, su novia con la que el sobresalto es perpetuo: ni contigo ni sin ti, te quiero pero no te soporto etc… De paso, el un alarde de “soy un escritor famoso y escribo un cuento breve erótico-festivo en Le Monde para declara el amor eterno y carnal a mi chica” nos adentra en la metaliteratura , que fracasa estrepitósamente porque por mucho que se empeñe,  el autor sólo maneja a sus personajes ficticios, no a los reales. También, he de decir, que me ha servido para atisbar lo perjudiciales y complejas que pueden ser algunas relaciones amorosas y para compadecer al prójimo que las padece. En definitiva, autoficción que empieza a resultar muy cansina y he de decir que es el libro de Carrère que menos me ha gustado. Mucho mejor Límonov o De vidas ajenas  que aunque participan de esta mezcla de realidad y ficción poseen una línea argumental mucho más lógica.

PISANDO CENIZA, Manuel Arroyo-Stephens (Turner)

imageMemorias de un editor y librero divididos en seis capítulos que se pueden leer de seguido o independientemente. Los tres primeros aluden a al profesión de editor, de librero de viejo y también a la obsesión que han tenido por Rafael el gitano, un torero. Los siguientes se refieren a episodios centrados en su familia y el pueblo del valle de Mena de donde proceden.  Resultan de lo más entretenido para el amante de los libros recorrer el mundo de poetas frustrados, editores independientes y libreros románticos dándonos cuenta de que a pesar del encanto que rodea a los libros dedicarse a ello puede resultar ruinoso en grado sumo. Personalmente el que menos me ha gustado es el titulado “Palangana” que alude a una cuadrilla de borrachines de su pueblo. Los demás, sin embargo me han tocado la fibra y me ha parecido muy conseguida la semblanza de su madre y de sus relaciones familiares. Una lectura muy agradable que con mi habitual despiste he dejado olvidada en un aula (yo que pensaba echar un vistazo al texto en un momento de examen ajeno) huelga decir que dos alumnas perspicaces han sabido en dos segundos (eso, si unas horas más tarde) que el libro era mío , mejor dicho de la biblioteca, ¿de quién si no?.

DIARIO DE UNA DAMA DE PROVINCIAS, E.M Delafield(Libros del Asteroide)

UnknownAhora lo más in es tener un blog en el que la gente cuenta su vida, los hay de muchos temas: los egoblogs donde las it girls se visten y describen su indumentarias, luego los temáticos etc… y también hay blogs de mamás que cuentan sus experiencias con sus retoños, a los que añaden reflexiones de su cosecha. Pues esto, que parece de lo más moderno ya se había inventado en los años 30 y se llamaba diario. Es de lo que trata este libro en el que una mujer de clase media cuenta sus cuitas cotidianas. La verdad es que las cosas han cambiado y las mamás blogueras de ahora no tienen que lidiar con la cocinera, la institutriz o la doncella, ellas son madres trabajadoras, doncellas, cocineras e institutrices- no voy a hablar aquí de la liberación de la mujer- aunque nuestra protagonista no lo tiene nada fácil y lo confiesa con estas palabras: ¿Por qué la gente dice tantas veces de las mujeres casadas, con hijos y sin profesión que llevamos una vida desahogada?: no encuentro respuesta (p.171). La lectura es muy rápida y posee cierto humor inglés, la autora resulta simpática por lo sencilla que es y sus abundantes meteduras de pata, pero al final se me ha hecho algo repetitivo. Sin embargo, me ha dejado bien claro que tiene que ser agotador vivir en pueblecito inglés, con tantos compromisos sociales y con lo mal que está el servicio la situación rodea lo dramático. Lo dicho,un blog de mummy inglesa de los años 30.