Archivo de la categoría: Ensayo

LA ANALFABETA, Agota Kristoff (Alpha Decay)

portada_laanalfabetaMe comentaba un lector del blog que en mis sugerencias de libro para la cuarentena recomendaba algunos que todo el mundo tenía que haber leído ya. Pero siempre quedan clásicos por leer,  como este ensayo autobiográfico que no llega  las sesenta páginas. Agota Kristoff es una escritora de origen húngaro que se exilió a lo zona francófona de Suiza en los años cincuenta. allí tuvo que aprender hablar francés, a leerlo y a convertirse en una escritora en una lengua que no era la suya. La autora narra aquí su relación con la lengua, con la escritura y con el sentimiento de soledad absoluta al desconocer la lengua del país habitado. Recomiendo además leerlo en Versión orignal para todos aquellos que intenten  desempolvar su francés estos días de encierro forzoso (aunque no nos falten actividades) porque está narrado en presente de indicativo y el vocabulario es bastante sencillo.

 

TIERRA DE MUJERES, María Sánchez (Seix Barral)

UnknownLo que me esperaba encontrar en este libro: un “cuaderno de campo” de una veterinaria en el medio rural. Aprender algo de animales, de cómo se desarrolla su vida profesional. También conocer algo sobre la familia de la autora e incluso una oda a la vida rural, a sus ventajas y también a sus inconvenientes. Lo que me he encontrado ha sido un panfleto feminista reivindicando a las mujeres del campo y un yo, yo , yo  yo absoluto como mujer y activista por parte de la autora. Me han quedado ganas de conocer más sobre la vida de las mujeres de su familia en el campo, para mí,  la manera de darles valor hubiera sido describir más extensamente lo que han hecho las mujeres durante generaciones sin darle mayor importancia, que la tiene. Lo bueno es que se lee rápido…pero me ha resultado insoportable el tonillo panfletario.

EMILIA PARDO BAZÁN, Isabel Burdiel (Taurus).

4177u4mr2WL._SX311_BO1,204,203,200_Biografía erudita sobre esta autora que hay que leer como si se tratase de un estudio académico. Además de los hitos personales de su vida: infancia, juventud , matrimonio, separación y muerte, se detallan aquí sus avatares profesionales y públicos a la vez que se va esbozando una personalidad compleja y avasalladora. Por un lado, porque Emilia Pardo Bazán fue escritora, hasta ahí todos lo sabemos, conferenciante, periodista (de donde sacaba más dinero) y editora, por qué no. Por otro lado, porque la autora de esta biografía es experta en la compleja política del XIX y se explaya exponiendo las opiniones, algunas veces contradicorias y otras coherentes pero siempre vehementes de Pardo Bazán a (casi) todos los temas de cualquier índole del siglo.  También se va analizando toda su obra literaria (ingente), las críticas que recibió por sus obras, sus viajes al extranjero, su correspondencia con autores franceses y además su “entretenida” vida amorosa. Eso sin dejar de ser una celebridad en su época (celebrity hoy en día) y una feminista (catedrática pero rechazada en la Real Academia de la Lengua) antes de su tiempo. Este año es su contemporáneo e íntimo Galdós al que se honrará en el centenario de su muerte,  el año que viene será el de Emilia Pardo Bazán, más vale llegar a él con cierto conocimiento. Para lectores que no se conforman con wikipedia, esta será la biografía definitiva.

RIALTO 11 (Naufragio y pecios de una librería), Belén Rubiano (Asteroide)

9788417007751El inicio de la historia “Yo tenía una librería en Sevilla” ya nos anuncia tres cosas: que la autora es una gran lectora, que ya no tiene ese sueño y que nos va a contar el génesis, desarrollo y muerte de la librería. Estructurada en breves capítulos, que se pueden leer por orden cronológico o no, no cuenta cómo trabajó primero de empleada en una librería y luego, con todas las ganas y romanticismo del museo, puso su dinero (y el de su familia) y todas sus ilusiones, pero no la contabilidad , en montar una librería. Al tratarse de un negocio abierto permanentemente le pasa de todo: atracos, locos y pedigüeños que abusan de su buen corazón, gente que viene a pedir fotocopias o bonobuses, y también lectores fieles que aprecian su amor por los libros. Entre tanto altibajo, destellos en los que colabora con medios de comunicación para recomendar libros. Se lee muy bien porque el tono es algo humorístico y no se anda con tremendismos, aunque también con una punzada de culpabilidad, porque todos deberíamos comprar más libros. pero esto es España y en en estos tiempos se trata de un negocio ruinoso, si alguien quiere leer lo contrario que se acerque a Mi maravillosa librería, ahí verá que montar este tipo de negocio es fructífero en países germánicos.

Una apasionada de los libros como yo debería frecuentar más las librerías y gastarme parte del sueldo en ellas, pero no es así, de hecho me nutro en las muy bien abastecidas bibliotecas, es más, desde hace un par de años por motivos laborales tengo acceso a una que me permite hasta 40 libros por un año…mi sueño. ¿Merecería la pena comprar todo lo que leo? yo creo que no; y me faltaría espacio en mis estanterías para guardarlo. Es cierto que las librerías van cerrando y que es una pena pero siguen existiendo libreros, como J. de esta librería que acogió una de las tertulias a las que asisto con regularidad cuando la nuestra cerró, que no para de leer , que recomienda libros, que  se conoce a todos los autores y editoriales, que organiza actividades sin parar y que una vez me confesó que una de las cosa más difíciles que había hecho era ir a un instituto a hablar con los adolescentes sobre el amor a los libros… y ahí los tenía un viernes por la tarde en su librería porque les había prometido que si le visitaban les regalaba un libro…y que cuando vas a comprar un libro…te llevas tres. Desde aquí animo a comprar a los libreros de verdad, porque ellos se lo merecen, porque los libros son su pasión y su verdadero negocio. Hace un mes, mientras mi marido se paseaba por el mercado de una ciudad, yo me acerqué a la gran cadena de “librerías” a la que accedí tras pasar por una planta llena de productos informáticos y ante, mi estupor, otra repleta de aspiradores y secadores. No…los libreros de verdad no nos harán nunca esto.

LOS OSOS QUE BAILAN, Witold Szablowski (Capitán Swing)

WitoldSzablowski_LosOsosQueBailanCon el subtítulo: historias reales de gente que añora vivir bajo la tiranía se encadenan aquí testimonios sobre ciudadanos de diversas nacionalidades (polacos, cubanos, kosovares, letones etc…) que narran la nostalgia de no vivir ya bajo el régimen comunista. La primera parte está consagrada a cómo los ecologistas alemanes y austriacos lograron capturar a todos los osos que eran explotados por los gitanos. En un alarde de ecologismo y de pasión por los pobres animales cautivos, fueron comprando a sus dueños oso a oso, lo que creó grandes traumas en la familia, y no menos a los osos, a los que les costó muchísimo adaptarse a un medio “libre” e idóneo para ellos. Utilizando esta metáfora en la segunda parte se escuchan voces, no siempre unánimes, sobre la brusca llegada del capitalismo a todos los países del este (que para el occidental medio es un bloque, pero aquí queda de lo más explícito que cada país y región presenta sus particularidades) y de cómo se adecúan al fenómeno del turismo y de cómo sobrevivir en  circunstancias para las que no fueron educadas. Cómo hacer de un título que me interesaba del cero a nada una lectura interesante y un análisis ameno sobre los países comunistas.

NADIE PUEDE VOLAR, Simonetta Agnello Hornby (Gatopardo ediciones)

UnknownA raíz de la esclerosis múltiple detectada a su hijo Georges (o Giorgio, según) la autora reflexiona sobre la minusvalía y como cesta es percibida en nuestra sociedad tan avanzada en otros aspectos. A veces se oye la voz de su hijo que pasa de ser una persona perfectamente válida a tener que depender de los otros y a no poder realizar tareas simples o vistas turísticas a cualquier castillo que tenga más de dos escalones. La autora rememora al principio sus recuerdos de infancia, cuando vivía en Sicilia y en su extensa familia se admitía a todo el mundo con sus “peculiaridades” y se justificaban sus carencias de un modo muy comprensivo. Posteriormente  antes de la enfermedad de su hijo trabaja como abogada en los servicios sociales ingleses y ahí se da cuenta de que muchas veces las cosas no son cómo parecen y que juzgamos por la apariencias. Historia verídica, fácil de leer pero que a la vez hace pensar y mucho.  Primero, sobre cómo tratamos a los que tienen algún tipo de invalidez (sabiendo que todos poseemos graves carencias… mi competencia matemática viene siendo nula) y segundo, lo poco que valoramos el realizar actos sencillos y la salud. Termino diciendo que me ha gustado el tono de la historia, nada rabioso, nada compasivo porque hay que tomarse la vida como viene y adaptarse a ella.

SEROTONINA, Michel Houellebecq (Anagrama)

9788433980229Houellebecq es considerado como l’enfant terrible de las letras francesas. Irreverente y fumador empedernido dice lo que le parece sin importarle lo más mínimo lo que ese piense de él. Este libro posee, aparentemente, un argumento: un ingeniero agrónomo de 46 años, Florent- Claude Labrouste va cayendo en una progresiva depresión. La excusa de este personaje sirve al escritor para hablar de todos los temas de actualidad que uno ve en el telediario francés: la lucha de los agricultores y sus batallas campales, la pederastia, el sistema educativo, la muerte asistida (o eutanasia),la precariedad laboral, el precio de la vivienda, el suicidio, la legalización de las armas, el consumismo, las absurdas limitaciones de velocidad en las carreteras y las no menos absurdas prohibiciones de fumar en todo lugar que no sea la casa de uno etc… Es como si el lector se sentara a charlar con el escritor y este fuera comentando, con prosa magistral, eso sí, todo lo que le pasa por la mente aunque sea todo lo impolíticamente correcto posible. Como no puede ser menos, hay varias escenas de sexo de alto voltaje, …  pero todo es esperable con Houellebecq.