Archivo de la categoría: Memorias de infancia

LA LENGUA DE LOS SECRETOS, Martín Abrisketa (Rocaeditorial)

81F95j6jfNLMartín Abrisqueta vive en Arrigorriaga (parte de la Vizcaya profunda, a unos diez kilómetros de Bilbao) en el caserío de sus padres. “Era de profesión niño” (p.17) lo que conllevaba por un lado cuidar las vacas que son el sustento de la familia y por otro realizar todo género de barrabasadas con sus inseparables Cosme y Satur. Cuando estalla la guerra civil todo parecen parabienes puesto que la escuela se cierra. Tras varios bombardeos sus padres deciden ponerse a cubierto en Isuma, un pueblo de Cantabria y la familia se empieza a disgregar. Teresa, la madre, cae enferma; Tasio, el padre, es detenido por unos milicianos y los cuatro pequeños: Paula, Martín, Matilde y Lucas son enviados, por azares del destino, a una pequeña población de los Alpes franceses llamada Tenay.  Otra novela más sobre la guerra civil pero esta vez desde los ojos de un niño que intenta huir del hambre y los disparos con su prodigiosa imaginación al tiempo que se aferra a los cuentos y a las cartas de su amigo Juan.

La historia resulta bastante conmovedora, sin llegar nunca a la cursilería (¡adjetivo absolutamente prohibido para los vascos!).  El mayor fallo es, quizá, el exceso de metraje (como dicen de algunas películas) que aquí se traduce en un volumen de algo más de quinientas páginas; a mi entender la omisión de ciertos episodios hubiera dado a la narración más agilidad. Lectura entretenida que se sigue sin problemas aunque el autor intercale capítulos de autoficción a los que el lector del s.XXI está ya más que acostumbrado, resignado.

UN ÁRBOL CRECE EN BROOKLYN , Betty Smith (Debolsillo)

UnknownFrancie Nolan sueña con ser escritora y  vive en Brooklyn en las primeras décadas del s.XX. Sus padres son bastante pobres: Johnny es hijo de irlandeses, alegre y divertido nunca puede encontrar un trabajo duradero a causa de su afición al alcohol; su madre, Katie, es trabajadora además de seria, gracias a ella la protagonista y su hermano Neely conseguirán acabar los estudios de primaria. A través de varias anécdotas y el hilo cronológico de su vida, se consigue una descripción amena de la vida de los hijos de la emigración en los años mencionados. Aparecen muchos personajes secundarios perfectamente perfilados con sus peculiaridades, como las tías maternas de Francie. Además, los protagonistas nunca se dejan vencer por amargura de la situación económica porque queda clarísimo que con determinación, trabajo y educación todo el mundo puede salir adelante y vencer todas las dificultades que se presenten porque siempre, como en los cuentos de hadas, aparece alguien bondadoso para resolver el problema. Si alguien se ha quedado con ganas Mañana puede ser un gran día es la continuación de la historia.

POR EL CAMINO DE SWAN, Marcel Proust (Alianza Editorial)

LB00191301Proust es un mito, es un maestro en la sintaxis compleja y en el describir y rememorar sentimientos a través de los sentidos: el olfato, el gusto , el oído y el tacto. El primer volumen de su magna obra está compuesta por tres libros. El primero titulado Combray donde recuerda lo angustioso que le resultaba que su madre no acudiera a darle un beso de buenas noches. Allí en la casa familiar de Normandía nos hace retratos de varios familiares y aparece la escena que todo el mundo conoce de “la magdalena de Proust”, cuando una sensación gustativa le lleva a la habitación de su tía Leónie. En la segunda parte, Un amor de Swan, se intenta explicar la inexplicable atracción de Swan, vecino en la casa de campo, por Odette, una mujer cuya virtud y belleza no es del todo evidente. En el tercer capítulo de este primer tomo, El nombre, además de reflexionar sobre topónimos y patronímicos el escritor nos narra sus encuentros en el parque (los elegantes Campos Elíseos de París, claro) con Gilberte, hija de Swan.

Pero poco importa el contenido, lo importante es la forma. Para algunos excesiva en la adjetivación y  sensibilería, otros dirían que decadente pero lo que está claro es que es completamente ajena a nuestros tiempos donde la tendencia es a simplificarlo todo ya que frases como : Hasta creyó oír una vez que esa ligereza de costumbres de Odette, ni siquiera sospechada por él, era muy conocida, y que en Bade y en Niza, donde pasaba antes algunas temporadas, disfrutó una especie de notoriedad galante.(p.325) serían difícilmente comprendidas por alumnos de la ESO que, de entenderlo, lo resumirían en una palabra de cuatro letras. Para mí ha sido un ejercicio de paciencia lectora, de reto intelectual,  de disfrutar con la forma, de  procurar no perderme en el hilo del pensamiento. Concedo que no es para todos los públicos ni para todos los momentos de la vida pero no puedo evitar hacer partícipe de mi disfrute a los lectores del blog. Coincido plenamente con la opinión de mis paisanos de  Un Libro Al Día (ULAD).

EL OTRO ÁRBOL DE GUERNICA, Luis de Castresana (Cita de Letras)

fguernicaSe lee con agrado esta obra autobiográfica publicada hace cincuenta años. Santiago y Begoña son dos niños de Baracaldo (Vizcaya) que son enviados al extranjero al estallar la guerra civil. Primero se instalan en Francia y luego en Bélgica. Allí son alojados en familias pero Santiago, por diversos motivos, acaba en un semi- orfanato denominado Fleury. Entre otros chicos belgas y los españoles mantienen sus costumbres de la tierra como jugar al frontón, cantar y se reúnen con frecuencia cerca de un árbol que da título a la novela. Se puede leer como una simple sucesión de acontecimientos o profundizar algo más analizando el desarraigo, el exilio así como la guerra y la política vista por los niños. Recomendable para todos los públicos ya que carece de los sobresaltos de todas las leídas durante este mes.

LOS ARMARIOS VACÍOS, Annie Ernaux (Galba)

49844125Con una estructura circular, es decir, acaba donde empieza, la autora, que acaba de someterse a un aborto, rememora su infancia y describe los sentimientos que le provocan sus padres. Hija de unos dueños de una taberna proletaria en Normandía y una tienda de ultramarinos, sus padres carecen de nivel cultural y de tono humano pero envían a su hija a una escuela privada donde destaca por su inteligencia y su brillantez en los estudios. Así hasta llegar a la universidad todo es compararse con sus compañeras, cuyas madres sí que tienen clase; acudir a sus casa y sentir punzadas al comprobar el mal gusto de sus progenitores. Toda la novela es la descripción del sentimiento de menosprecio y lástima por sus padres: sin cultura pero deseando agradar a su hija tan intelectual. A la vez, ella es profundamente infeliz ya que sabe que no debería odiarlos pero no lo puede evitar. Lectura dura y amarga en la que los sentimientos contradictorios dan vueltas y vueltas porque la autora/narradora no sabe salir de su espiral de resquemor. Idónea para entender lo más oscuro de la psicología humana pero poco apta para amantes de las películas de Disney.

LA HISTORIA DE MI VIDA, Hellen Keller (Renacimiento)

unknownAutobiografía de la escritora americana Hellen Keller (1880-1968) que comprende su infancia y su llegada a la universidad tras una continua carrera de obstáculos dada su condición de ciega y sorda. La mitad del libro es la biografía y en la otra mitad aparece una selección de sus cartas. Esta lectura se me ha quedado corta porque me hubiese gustado más una profundización en la metodología empleada por Anna Sullivan para educarla. Además, como es hija de la época, me ha resultado un pelín cursi, con tanta descripción ingenua de la naturaleza. Sin embargo,  quedan dos momentos que merece la pena subrayar: el primero es una reflexión sumamente acertada sobre los sentimientos ante un examen (p. 111) cuando se te olvida la pregunta que tienes que contestar, aunque te acuerdes de todo lo demás y el segundo es la convicción de que el esfuerzo es vital para conseguir lo que se pretende.

RU, Kim Thúy (Alfaguara)

img_0261Este título monosilábico está elegido porque “ru” en francés significa pequeño arroyo y en vietnamita nana. La autora narra aquí su vida de clase acomodada en Vietnam, la guerra donde fueron masacrados por los comunistas, la huida, el campo de refugiados en Malasia, el exilio a Canadá y el triunfo personal y profesional en Montreal. A eso se añaden varias visitas a su tierra de origen donde no es considerada ni canadiense ni vietnamita, más que por el idioma por la seguridad en sí misma.  En vez de ser una novela larga y prolija todo lo que acabo de resumir se cuenta en capítulos breves,  a modo de un cuadro impresionista como si los recuerdos fuesen pinceladas. Tras la lectura, al lector le quedan clarísimas las vivencias y los sentimientos de al escritora y se queda con ganas de más. Además de ser capaz de insinuar escenas desagradables sin ser escabrosa. Una joyita de libro, breve pero intenso. Gracias a Tess Pedro por la recomendación