Archivo de la categoría: Novela en la que pasan cosas

LA DANZA DE LOS DEMONIOS, Esther Singer Kreitman (Anagrama)

UnknownA priori poco (o nada) me interesa a mí una familia de judíos polacos a principios del s. XX que  pasan bastante miseria porque el padre que es rabino no encuentra colocación. Van de un domicilio a otro, la madre lánguida, Réisele, siempre enferma; el padre, Avrom Ber,  estudiando la Torá; el hijo, Mijael, soñando con ser cualquier cosa menos erudito y la hija, Débora que se encarga de las tareas domésticas y odia con toda su alma la vida que le ha tocado en suerte. Según cuenta la introducción, podría estar basado en la vida de la propia autora. Lo impresionante no es la historia en sí, sino que te metes en los espacios, hueles la col hervida, te resbalas en los caminos helados, compartes la frustración de Débora y te indignas con la sociedad tan cerrada. Además, el punto de la protagonista es el justo para que no sea ni excesivamente lacrimógeno ni demasiado autocompasivo.   Ejemplo de cómo un libro bien escrito puede apasionar sin que una tenga el mínimo interés sobre su contenido.

Anuncios

AMA, José Ignacio Carnero (Caballo de Troya)

UnknownAutoficción y duelo por la muerte de su madre de un autor de por estas tierras. El autor /narrador cuenta su infancia, no en un patio de Sevilla, sino en el Portugalete de los años 90 y describe a la generación de sus padres que es lo que configura el retrato sociológico de buena parte de los habitantes del País Vasco: emigrantes (en este caso gallegos) que llegaron a Bilbao en los años 60 y 70 , que trabajaron mucho, que no se hicieron de oro pero que consiguieron dar carrera a sus hijos y sentirse orgullosos de ellos. Se plantea aquí un cambio en la clase social entre las dos generaciones, cierto resentimiento y pena por no haber apreciado lo suficiente a su madre en vida.   Me han gustado las frases cortas y la fotografía de la generación de sus padres pero al final se me ha hecho un poco pesada con tanta melancolía, depresión y “yoísmo”.  En estos tiempos convulsos de análisis político furibundo me quedo con una frase que resume lo que hay: que no votan a Podemos porque no; que siguen votando a Felipe porque sí (p.32).

CICATRIZ, Sara Mesa (Anagrama)

Maquetación 1Sonia es una joven que conoce a un hombre a través de un foro literario en internet. Aunque su vida es de lo más plana, asombra con su inteligencia y belleza a Knut, que así se hace llamar el hombre con el que comunica por escrito varias veces al día desde el tedio de la oficina. Poco a poco la relación se va consolidando pero de un modo bastante inusual: él le envía libros que va hurtando de las librerías. Al principio solo se trata de lecturas, pero paulatinamente  las cajas se van enriqueciendo con  perfumes, lencería o ropa de marca. Sonia vive la experiencia primero con asombro, luego con agrado y al final con fastidio; también lleva una vida “de verdad” en la cual ocultar a su “amigo virtual” resulta un tanto complejo. Porque claro, Knut desea pasar de lo digital a lo carnal, punto que deja más que claro en algún párrafo. Historia bien contada, que tiene la virtud de hacerte creer lo increíble con un buen final y que describe a personajes a los que una nunca se desearía encontrar en su vida…pero es que hay gente “pa tó”.

NI AQUÍ NI ALLÍ, Tommy Orange (Alianza)

UnknownEl autor es un nativo americano, o sea los indios de la india de toda la vida, que describe su comunidad a través de las épocas y con un crisol de personajes que se van entremezclando entre ellos. En general se sienten muy resentidos con el hombre blanco que ahora le subvenciona para que se adapte al entorno urbano, con resultado más bien negativas porque ellas familias aquí reflejadas sufren de alcoholismo y violencia.   Lo interesante de esta historia plural es el ritmo y lo rápido que se lee, además de ser un tema muy poco explotado en la literatura, que yo sepa y dan ganas de aprender algo sobre ellos. Lo malo es el exceso de personajes que hace que a veces resulte un auténtico lío y lo peor, sin ningún lugar a dudas,  es leer…en UN libro varias veces escrito la expresión EN PLAN…demasiado para mi vista (mis oídos se empiezan a acostumbrar).

POUND, Javier Ibarrola (Menos cuarto)

UnknownNovela compleja en la que se mezclan las siguientes líneas argumentales: un fotógrafo en Roma reencuentra a Raquel, su antiguo amor que desapareció de su vida bruscamente; un afamado escritor estadounidense, Joseph Pound, conversa con Pedro Zúñiga, el fotógrafo, sobre la guerra en Berlín, su condición de judío y su emigración a Nueva York; Roma y su paisaje urbano alimentan las reflexiones artísticas y arquitectónicas del narrador y, además, la casera , la señora, Pirlo comenta nostálgicamente la vida con su marido. En definitiva, muchos planos narrativos que se cohesionan bastante bien acompañados de digresiones un tanto poéticas sobre el espacio, el arte, el amor y los sentimientos. Atención especial merece la portada, cuya explicación encontraremos en uno de los capítulos.

LA LUZ NEGRA, María Gainza (Anagrama)

Este libro viene recomendado con A.A, con el que comparto apellido pero no siempre coincidimos en gustos literarios y este ha sido el caso. Novela breve en la que una joven crítica de arte quiere conocer a La Negra, una famosa y mítica falsificadora. Nos adentramos así en el mundo de las subastas, de las galerías de arte , de los coleccionistas y , sobre todo , del mundo marginal que vive de ellos. Cada capítulo comienza con fuerza y la va perdiendo progresivamente, me ha parecido un tanto deslavazado, sin fuerza, pero al ser tan breve se puede intentar y no habremos perdido mucho tiempo ni invertido excesivo esfuerzo.

LA NOSTALGIA FELIZ, Amélie Nothomb (Anagrama)

Este ejemplar estaba en francés y sin desembalar en las baldas del despacho de mi compañera E.; así que un buen fichaje para este fin de semana. En esta breve novela (siempre lo son) la autora vuelve a Japón para realizar un documental que se puede ver aquí. Allí entre la autoficción y la identidad hace un análisis sobre los recuerdos y los reencuentros. Primero visita a su anciana nodriza y su colegio donde cursó infantil, luego la empresa en la que empezó a trabajar y que dio como fruto Estupor y temblores. Habla con traductores y editores y por fin tiene una entrevista con su antiguo novio, también objeto de otra de sus novelas. Todo habla de ella y declina en todos los tiempos verbales y pronominales su yo literario, su personaje. Para fans absolutos de la autora.