Archivo de la categoría: Novela policíaca

REINA ROJA, Juan Gómez-Jurado (Ediciones B)

UnknownJon Gutiérrez es un policía, vasco , de Bilbao, de la comisaría de Gordóniz,  un poco caricaturizado: amante de su ama, de los chuletones, grande, malhablado y buena gente. Como es un trozo de pan es pillado por sus superiores en una operación  ilegal. Para salvarle de su destitución aparece un personaje misterioso , llamado Mentor que le ordena ir a buscar a una mujer y convencerla de que acepte una misión. Esta mujer es Antonia Scott que vive en un piso de Lavapiés y pasa las noches junto con su marido en coma desde hace tres años en el hospital. Elle es extremadamente inteligente y pertenece a un desconocido cuerpo de élite internacional.  Juntos intentarán resolver dos casos: el asesinato del hijo de una afamada banquera y el secuestro de una gran heredera de un imperio textil gallego. Ritmo trepidante, lectura fácil, humor e ironía y acción, todos estos ingredientes aparecen en este thriller.    Es como si fuese una bolsa de patatas fritas, uno sabe que no es muy bueno, que quizá debería ocupar el tiempo en lecturas más sesudas pero una vez abierto el paquete uno tiene que seguir porque tanto las patatas fritas como esta novela son adictivas.

TOTAL KHÉOPS, Jean-Claude Izzo (Akal)

8FD03450-867F-4DDB-8A88-8C698D08F30ANovela policiaca mediterránea, esta vez es Marsella  el marco de la acción y su policía llamado Fabio Montale (en honor a Montalbán) el protagonista. Fabio podía haber acabado como sus vecinos y amigos : Ugo y Manu, acribillado a tiros o como pequeño delincuente, pero resulta que en una crisis existencial (o cura o policía) decidió ser lo segundo. Sin embargo, vive al margen de la sociedad y de las reglas estipuladas  sin renegar por ello de su origen. Además de novela policiaca, porque todo comienza cuando Manu es matado a tiros por un policía, también es novela sociológica que habla de la emigración , de los barrios donde no hay presente ni futuro más allá de la delincuencia. También Fabio Montale indaga sobre el crimen terrible de Leila, una joven árabe que acababa de licenciarse en la universidad. El resumen viene a ser una historia con mucha violencia, excesivo número de personajes (no compensa aprenderse los nombres) y un análisis sobre las clases marginales y la mafia que puede tener su interés. Por último, este inspector mediterráneo es sumamente aficionado al buen comer y a beber sin moderación.

LA PIRÁMIDE DE FANGO, Andrea Camillieri (Salamandra)

UnknownUna historia más del comisario  Montalbano. Muchos personajes, de los que no hace falta aprenderse los nombres, mucha acción y aunque el escenario es Sicilia, mucha lluvia mezclada con arcilla como indica el título. Empieza la trama en las primeras páginas,  en un descampado donde aparece un hombre muerto con un tiro en la espalda. Se trata de Nicotra que trabajaba como contable en una empresa de construcción. Montalbano acude allí con sus hombres y empieza a tirar del hilo entre lo que le informan varios periodistas, lo que comenta la anciana vecina del difunto y los chivatazos (no siempre verdaderos) que intentan hacerle creer los que están detrás de toda la trama. Como es de esperar todo se resuelve porque el comisario, además de buena gente , es muy humano,  muy listo. Además, como es propio de la novela policiaca mediterránea disfruta (en esta novela no mucho) comiendo productos de la tierra y, de paso, critica la sociedad que le rodea, en este caso señala la corrupción en el ámbito de la construcción. Entretenida y facilona.

EL LOCO DEL BISTURÍ, Yasmina Khadra (Esdrújula)

UnknownPrimer libro del comisario Llob que vive y trabaja en Argel. En esta breve pero intensa novela nos presenta a su familia y su ámbito laboral y hay que decir que quedan pocas ganas de ir a trabajar por esos pagos. Ello no significa que el ritmo de la novela resulte tedioso, antes al contrario, ya que la acción posee ritmo cinematográfico y trepidante. Un hombre llama a la comisaría y desea hablar con el comisario para decirle que acaba de matar a un hombre…con un bisturí (nada sorprendente, gracias al título). Al principio, no le hace mucho caso pero cuando descubren un cadáver brutalmente asesinado tres días después, Llob rebobina y es consciente de haber descuidado esa llamada. Así que con escasos medios, una dirección bastante incompetente y mucho sobresalto la policía se dedica a seguir la pista del asesino que no ha acabado con su proyecto. Como es lógico en las reglas del género, lo van a encontrar, otra cosa es que el ambiente de esta novela policíaca no rezume glamour.

ASESINATO EN EL CORAZÓN DE JERUSALÉN, Batya Gur (Siruela)

UnknownTenía el vago recuerdo de haber leído algo de esta autora y de que me pareció un auténtico tostón pero siempre digo que hay que dar segundas oportunidades y esta ha sido mi lectura en estos días. El detective de esta autora israelí se llama Michael Ohayon y , como es evidente en el título, en esta ocasión el asesinato se desarrolla en la ciudad de Jerusalén. A pesar de que no se trata de una novela corta precisamente, el cadáver aparece ya en las primeras líneas: se trata de una bella joven de ventidós años llamada Zahara Bashari cuyos padres eran de origen yemení. Las pesquisas comienzan en el barrio y allí Ohayon descubre las rencillas seculares entre los vecinos, sus odios y sus cotilleos. Mención aparte merece Nesia, una niña feúcha que observa todo mientras pasea por las calles a su perro y que sabe mucho al pasar tan desapercibida. La investigación va de una familia a otra, de ahí pasa a los años cincuenta, donde gran número de judíos llegaron de la diáspora. Aunque a veces el exceso de personajes y de nombres nubla un poco la trama me ha resultado muy interesante la explicación de los conflictos en Israel, porque, además de Palestina, cada judío procede de un pueblo distinto y resulta extremadamente complicada la convivencia. Además, insertar una especie de “culebrón” romántico en plena refriega criminal tiene su mérito.

PAN , UNIVERSIDAD Y LIBERTAD, Petros Márkaris (Tusquets)

UnknownCuando uno lee a Kostas Jaritos no se sabe si es él o Márkaris, el autor, el que habla por su boca. Una tiene la sensación , aunque lo lea de vez en cuando,  de encontrarse con unos primos o tíos o viejos amigos de la familia,  a los que uno no ve mucho, pero cuando lo hace se encuentra a gusto. El inicio , situado en el 2014 es claramente distópico: Grecia, Italia y España vuelven a sus antiguas monedas: el dracma, la lira y la peseta y abandonan la UE. Grecia en crisis total deja de pagar a sus funcionarios. Como Jaritos trabaja en la policía su mujer, Adrianí, somete a toda la familia a una dieta frugal pero exquisita por su mano en la cocina. Mientras tanto, el trabajo llama al comisario de homicidios: primero un cadáver en la sede de los juegos Olímpicos, luego otro en la universidad Politécnica y un tercero en una tienda abandonada. Entre tanto, idas y venidas, pistas que no conducen a nada, nombres imposibles de articular fluye una descripción psicológica y sociológica de una Grecia que, se parece sospechosamente a nuestra España. Quizá por eso nos cae tan simpático, porque refleja nuestra realidad y podemos pensar para nuestros adentros: esta corrupción “solo” es de los griegos. La trama policiaca es resuelve, como siempre, un tanto insatisfactoriamente, pero no lo leemos por eso lo hacemos por los litros de sentido común derrochado y porque, además, aprendemos de historia de Grecia y sobre naturaleza del ser humano: ¿alguien da más?.

TRILOGÍA DE LOS AÑOS OSCUROS, Rosa Ribas y Sabine Hofmann (Siruela)

9788417151287_L38_04_lRegalo de mi compañera M. del trabajo tiene más de 800 páginas y es un volumen con tres novelas. Las tres protagonizadas por una joven e impetuosa periodista: Ana Martí que vive en la Barcelona franquista de los años 50. Su padre ha sido represaliado por el régimen y ella sobrevive como periodista de sociedad, asunto que no le gusta mucho. Por diversas circunstancias debe colaborar con Isidoro Castro, un policía lago brutal pero que desea hacer justicia. En las tres novelas los personajes que entran y salen , algunos permanecen en la serie y otros cambian. Una característica común: los culpables son siempre los poderosos, contra los que las gentes honradas tienen poco que hacer.

Vamos ahora libro por libro

Don de lenguas: el primero de la serie, aquí conocemos a la periodista Ana Martí que debe investigar para La Vanguardia, periódico para el que trabaja, la muerte de una mujer de la alta sociedad barcelonesa, Mariona Sobrerroca, viuda de un médico encontrada asesinada en su casa. Entre intentar encontrar la verdad, pelearse con el inspector Castro y escribir artículos para sortear la censura, Ana va encontrando pistas que pueden hacer encontrar al verdadero culpable. Para ello encuentra la ayuda de Beatriz Noguer, prima lejana de Ana que con sus conocimientos de erudición filológica la va a ayudar a desentrañar el caso. Para mí, me sigo admirada que jóvenes de veinte  años de este siglo continúen apuntándose a la carrera de Filología y te confiesen que ellos lo que quieren ser es editores, o poetas, o profesores, he descubierto que la carrera también sirve para desentrañar los crímenes, porque todas las situaciones ya se han mencionado en los clásicos y el saber lengua puede dar pistas muy importantes sobre los sospechosos.

El gran frío: aquí nuestra intrépida periodista ya no trabaja para La Vanguardia, sino en El caso, periódico truculento donde los haya. Su jefe la envía a una aldea perdida de Aragón donde, dicen, una niña tiene estigmas. Allí que se planta, tras varios días de viaje por transportes poco fiables Ana y en el ambiente opresivo del pueblo va descubriendo las sinergias del mismo: el maestro borracho, el cacique, el tonto del pueblo que no lo es tanto, la mujer que la cobija que guarda un secreto, el cura encantado con su “Santita”, el alcalde, dispuesto a hacer lo que ordene el cacique. Poco a poco se resuelve el misterio, añadiendo varios muertos a la lista que ya era larga antes de que Ana llegara al pueblo.

Azul marino:  es la novela que cierra la trilogía.  Han asesinado a un marine US en el barrio chino. Como se amenaza un incidente diplomático, Isidoro Castro pide a Ana que actúe como intérprete, ya que estudia inglés. Ahora Ana compagina su trabajo de reportera de El caso con Mujer Actual, donde se dedica a la crónica de sociedad de la clase alta: fiestas y obras de caridad ed burguesas desocupadas. Además de investigar de modo confidencial con Castro el asunto del marinero muerto, también acude a un taller de costura donde una modista se ha suicidado. Al final se verá que ambos casos estaban relacionados.

Historias entretenidas, fáciles de leer y de olvidar. Un bravo por hacer que la filología (ambas autoras lo son) ocupe un lugar en la trama y un pequeño pero porque los malos son siempre los mismos y hay un tufillo tendencioso.  Me ha gustado también la recreación de la época.