Archivo de la categoría: Novela romántica

JANE EYRE, Charlotte Brönte (Alba)

9788489846869_1A todos nos suena, pero siempre merece la pena retomar un clásico. Jane Eyre vive una infancia dura: primero como pariente pobre adoptada en una familia que la rechaza, luego en un internado en el que pasa hambre y frío. Al cumplir los dieciocho años encuentra colocación en una mansión denominada Thornfield como institutriz. Allí se tiene que ocupar de una niña medio francesa llamada Adèle y a cuyo tutor, el señor Edward Rochester, pronto conoce. Su relación parece del todo perfecta, aunque Jane es más bien feúcha pero algo se interpone en el camino del amor… como todo el mundo sabe. A pesar de ser el epítome del romanticismo: naturaleza desbocada y amores imposibles merece la pena la lectura porque encontraremos interesantes reflexiones sobre el mundo educativo, la relación entre el sentimiento y la razón o incluso el saber sobreponerse a las adversidades. Un consejo: si se puede disponer de la edición de Alba editorial o De bolsillo traducida por Carmen Martín Gaite, muchísimo mejor.

Anuncios

ENTRE EL CIELO Y LU, Lorraine Fouchet (Roca)

UnknownJo (diminutivo de Joseph), cardiólogo recién jubilado, llora desconsolado en el funeral de su esposa Lou que ha fallecido a los 57 años.  Habían decidido instalarse en Bretaña, en la isla de Groix y toda su vida se hunde. Cuando van a leer el testamento Jo descubre que su mujer le pide que haga felices a sus hijos. El viudo no lo tiene fácil puesto que ha dedicado toda su vida profesional a su trabajo en el hospital y a atender a su mujer. Sarah, su hija, tiene una enfermedad neurodegenerativa rara y , aunque se gana muy bien la vida como productora de cine, no ha encontrado a ningún hombre que la haga feliz. Cyrian, su hijo, no se lleva bien ni con su padre ni con sus hijas (Pomme y Charlotte, de diferentes madres) y su matrimonio con Albane hace aguas. Así que le médico de cuerpos debe dedicarse a investigar la vida de su familia e intentar que todo se arregle. El único problema al leer el libro es que a veces hay un poco lío de personajes, por lo demás es para cogerlo, leerlo en la playa y se pierde no pasa nada. También aconsejable para los que visiten Bretaña (patria de Astérix) no puede haber mejor publicidad.

TIENE QUE SER AQUÍ, Maggie O’Farrell (Libros del Asteroide)

UnknownDaniel es un profesor de lingüística americano, con un divorcio nada agradable a sus espaldas y un pasado del que no se siente nada orgulloso. Claudette Wells es (era) una gran actriz reconocida en el mundo entero que decide un día desaparecer del mundanal ruido para esconderse en un remoto valle irlandés. Allí se encuentran y allí parte la historia de (des)amor. De estos dos protagonistas brotan amigos, hermanos, hijos, padres, pasado, presente y futuro; cada cual es de lo más peculiar pero el estilo narrativo hace que te lo creas todo.  Parece muy compleja pero la autora tiene la habilidad de hacer que se siga muy bien. Cada personaje ocupa un capítulo y la cronología varía, pero todo encaja perfectamente. Destacaría, por último, la capacidad para expresar sentimientos, de un modo realista que hace que te creas todo lo que lees, por pintorescos e irreales que puedan parecer los personajes. Una frase para recordar: “tengo una teoría […] que los matrimonios no se acaban por una cosa que se dijo. sino por una que no se dijo. Lo único que tiene que hacer ahora es averiguar qué es”(p.431)

Aquí la entrevista a la autora en Pagina2

 

 

 

SYLVIA, Celso Castro (Destino)

UnknownNarración breve, de prosa un poco peculiar en el que no aparecen mayúsculas. Un joven poeta de veinte años vive una intensa historia de amor con Sylvia, mujer que le saca al menos diez años. En este monólogo un tanto frenético el narrador menciona a su padre, aun ese sucedió en la cárcel, a su madre, que le proytege y le ama como si fuera un niño pequeño, y como no, el proceso de enamoramiento y desenamoramiento feroz con la mujer que da título al relato. Es algo extraño, co alguna escena subida de tono (porque lo exige el guión) y con unos personajes un tanto desequilibrados a los que no me gustaría tener por amigos. Lectura curiosa que apenas pasa de las las cien páginas.

LA CASA DE LAS MINIATURAS, Jessie Burton (Salamandra)

casa-miniaturas-490x578En el otoño de 1686, Nella una joven de dieciocho años a la que han casado con Johannes, un rico mercader que vive en Amsterdam y que le dobla la edad llega a la lujosa mansión de su esposo. Allí tiene que enfrentarse con varias dificultades: la primera es adaptarse a la manera de ser de su cuñada Marin, que domina la casa de manera férrea; la segunda llevarse bien con los criados: Cornelia, una huérfana acogida en la casa y Otto, un criado negro muy reconocido por las calles de la gran ciudad y la tercera y, no por ello menos importante,  es la de descubrir porqué su esposo no consuma el matrimonio. Johannes le regala  una casa de muñecas que empieza a amueblar con figuras y piezas que le llegan de una misteriosa mujer, a través de lo que va descubriendo se da cuenta de que nada es lo que parece ser en la morada donde le ha tocado vivir. Pronto sabrá que Johannes no es muy afín a las mujeres , ni Marin tan virtuosa como pretende; además intentará salvarlos a todos adentrándose en los pormenores del comercio de especias…   En definitiva, un culebrón en el que se reúnen todos los tópicos del género que tiene el mérito de estar muy bien ambientando en los Países Bajos en el s.XVII.

LA MUJER DE PAPEL, Guillaume Musso (Planeta)

imageTom es (era) un escritor de renombre, famoso por haber creado una trilogía que ha ayudado a miles de personas en todo el mundo. Tras un fracaso amoroso con Aurora, bella y cotizada pianista, entra en profunda depresión creativa y se deja vencer por el alcohol y las drogas. A todo ello se añade una crisis económica a la que Milo, amigo de infancia, le ha conducido tras desastrosas inversiones. Una noche uno de los personajes secundarios de su novela, Billie, aparece repentinamente y la vida de Tom da un vuelco que le obligará a recorrer medio mundo con un personaje creado por él. Pretendida meta-literatura lo que llega es a describir personajes aburridos y prototípicos, además, la acción es un batiburrillo de tópicas escenas de telefilmes de sobremesa, con road-movies y momentos románticos pastelones. Es la segunda (y última) oportunidad que le doy al autor más vendido de Francia. De vez en cuando hay que atisbar este tipo de libros para luego darse el gustazo de disfrutar con lecturas buenas de verdad.

NOSOTROS, LOS DE ENTONCES, Marta Rivera de la Cruz

imageMauro, Jorge, Roberto, Valvanera, Lourdes y Cecilia fueron un grupo de compañeros inseparables mientras cursaban la carrera de Bellas Artes a finales de los ochenta. La vida ha hecho que algunos truinfen en el mundo del arte y que otros, como Mauro, casado con Isabel , regenten una modesta tienda de pinturas. A través de Jorge que vive en París y es un gran galerista todos se ponen de acuerdo en pasar un fin de semana en Saint- Rémy, pueblecito de la Provenza donde Valvanera con su marido francés regenta un hotel con encanto (y con estrella Michelín). Allí van cargados de sueños rotos, de rencores y de revelaciones varias que configuran el grueso del relato. Se trata del tiempo que va pasando, de las expectativas que no se han cumplido y de los fracasos sentimentales.

He de decir que a mí esta autora siempre me ha gustado muchísimo y que he leído con agrado sus producciones. Sin embargo, esta que acabo de terminar me ha decepcionado tanto como La importancia de las cosas (2009). ¿La razón?; pues que he leído algo así como una revista femenina pero con un poco de literatura. No es que sea yo muy aficionada a este tipo de publicaciones pero aquí lo que veo es moda: descripción de todos los modelitos de los personajes y consejos sobre un buen fondo de armario; gastronomía: recetas sobre lo que comen; consejos de vida en pareja: del tipo “como superar una ruptura sentimental”; sobre los hijos: las madres superprotectoras; decoración:  “Les Liserons” (hotel con encanto) , belleza: trucos para estar bien con más de cuarenta años etc… Todo ello aderezado con un tono de lo “políticamente correcto” que me espanta. Espero que el siguiente sea mejor.