Archivo de la categoría: Novela romántica

LA CASA DE LAS MINIATURAS, Jessie Burton (Salamandra)

casa-miniaturas-490x578En el otoño de 1686, Nella una joven de dieciocho años a la que han casado con Johannes, un rico mercader que vive en Amsterdam y que le dobla la edad llega a la lujosa mansión de su esposo. Allí tiene que enfrentarse con varias dificultades: la primera es adaptarse a la manera de ser de su cuñada Marin, que domina la casa de manera férrea; la segunda llevarse bien con los criados: Cornelia, una huérfana acogida en la casa y Otto, un criado negro muy reconocido por las calles de la gran ciudad y la tercera y, no por ello menos importante,  es la de descubrir porqué su esposo no consuma el matrimonio. Johannes le regala  una casa de muñecas que empieza a amueblar con figuras y piezas que le llegan de una misteriosa mujer, a través de lo que va descubriendo se da cuenta de que nada es lo que parece ser en la morada donde le ha tocado vivir. Pronto sabrá que Johannes no es muy afín a las mujeres , ni Marin tan virtuosa como pretende; además intentará salvarlos a todos adentrándose en los pormenores del comercio de especias…   En definitiva, un culebrón en el que se reúnen todos los tópicos del género que tiene el mérito de estar muy bien ambientando en los Países Bajos en el s.XVII.

LA MUJER DE PAPEL, Guillaume Musso (Planeta)

imageTom es (era) un escritor de renombre, famoso por haber creado una trilogía que ha ayudado a miles de personas en todo el mundo. Tras un fracaso amoroso con Aurora, bella y cotizada pianista, entra en profunda depresión creativa y se deja vencer por el alcohol y las drogas. A todo ello se añade una crisis económica a la que Milo, amigo de infancia, le ha conducido tras desastrosas inversiones. Una noche uno de los personajes secundarios de su novela, Billie, aparece repentinamente y la vida de Tom da un vuelco que le obligará a recorrer medio mundo con un personaje creado por él. Pretendida meta-literatura lo que llega es a describir personajes aburridos y prototípicos, además, la acción es un batiburrillo de tópicas escenas de telefilmes de sobremesa, con road-movies y momentos románticos pastelones. Es la segunda (y última) oportunidad que le doy al autor más vendido de Francia. De vez en cuando hay que atisbar este tipo de libros para luego darse el gustazo de disfrutar con lecturas buenas de verdad.

NOSOTROS, LOS DE ENTONCES, Marta Rivera de la Cruz

imageMauro, Jorge, Roberto, Valvanera, Lourdes y Cecilia fueron un grupo de compañeros inseparables mientras cursaban la carrera de Bellas Artes a finales de los ochenta. La vida ha hecho que algunos truinfen en el mundo del arte y que otros, como Mauro, casado con Isabel , regenten una modesta tienda de pinturas. A través de Jorge que vive en París y es un gran galerista todos se ponen de acuerdo en pasar un fin de semana en Saint- Rémy, pueblecito de la Provenza donde Valvanera con su marido francés regenta un hotel con encanto (y con estrella Michelín). Allí van cargados de sueños rotos, de rencores y de revelaciones varias que configuran el grueso del relato. Se trata del tiempo que va pasando, de las expectativas que no se han cumplido y de los fracasos sentimentales.

He de decir que a mí esta autora siempre me ha gustado muchísimo y que he leído con agrado sus producciones. Sin embargo, esta que acabo de terminar me ha decepcionado tanto como La importancia de las cosas (2009). ¿La razón?; pues que he leído algo así como una revista femenina pero con un poco de literatura. No es que sea yo muy aficionada a este tipo de publicaciones pero aquí lo que veo es moda: descripción de todos los modelitos de los personajes y consejos sobre un buen fondo de armario; gastronomía: recetas sobre lo que comen; consejos de vida en pareja: del tipo “como superar una ruptura sentimental”; sobre los hijos: las madres superprotectoras; decoración:  “Les Liserons” (hotel con encanto) , belleza: trucos para estar bien con más de cuarenta años etc… Todo ello aderezado con un tono de lo “políticamente correcto” que me espanta. Espero que el siguiente sea mejor.

EL LECTOR DEL TREN DE LAS 6.27, Jean-Paul Didierlaurent (Seix Barral)

imageLos franceses tienen a veces estos coups de génie (o golpes de ingenio) que hacen que historias con muy poco fuste se conviertan en algo extremadamente agradable y que se lea con una sonrisa. Este es el caso ya que los protagonistas son dos losers (en inglés todo queda más elegante, en castizo sería dos “pringaos”). A él le encanta leer y por eso todas las mañanas lee en voz alta páginas sueltas de libros en el vagón del RER que le lleva a su trabajo. Como los franceses son muy educados a todo el mundo le parece estupendo y los que le escuchan salen con una sonrisa en los labios. Desgraciadamente, Guylain, que así se llama nuestro héroe trabaja en una empresa que se dedica a destruir y libros, él es quien maneja la máquina que aplasta los volúmenes.  Su vida es solitaria aunque en el trabajo ha encontrado amigos como el portero que declama alejandrinos sin pestañear. Un día encuentra en el tren un pen-drive donde aparece el diario de una mujer dedicada al cuidado de los baños públicos de un centro comercial (en francés esta curiosa profesión se denomina con el gráfico término de dame-pipi, ignoro la traducción). ¿Se encontrarán las almas gemelas?. Novela que habla del amor por los libros, por la lectura, historias de amistades, de seres solitarios y particulares que saben encontrarse en un mundo no especialmente hecho para la poesía. Recomendable para almas sensibles que tengan un poco de paciencia pues se pueden perder en algún fragmento escogido por nuestro lector.

LOS ENAMORADOS, Alfred Hayes (La bestia equilátera)

images-2Considerada por muchos como una obra maestra esta pequeña novela trata, como indica su título, de amor, o mejor dicho, de desamor. El narrador conoce a una chica guapísima y pobre de la que se enamora perdidamente, ella también lo hace, pero se cruza en el camino un ricachón que se encapricha de ella. Resumido así el argumento puede ser excelso, mediocre o rematadamente malo, he de decir que a mí me ha parecido lo primero por tres razones: la prosa, la atmósfera y la época. La escritura es compleja, con frases largas pero excelentemente articuladas.   Me ha gustado asimismo la ambientación de Nueva York en los años 50, la obra fue escrita en 1953 y una se imagina las películas en blanco y negro, los bares repletos de humo con música de fondo e, ingrediente importante en la trama, las llamadas telefónicas. Me llama la atención, por último que no ha envejecido en absoluto, claro que la temática universal del “contigo pero sin ti” se presta a ello. Un clásico breve pero de sintaxis complicada.

LA GENTE FELIZ LEE Y TOMA CAFÉ, Agnès Martin-Lugand (Alfaguara)

portada-gente-feliz-lee-toma-cafeIndudablemente lo mejor de esta novelita es el título con el que me siento totalmente identificada: leo sin control y sin café no soy persona, así que, según la autora debo de ser completamente feliz…hasta que me descubrí engañada por tan magnífica y  parisina portada. Aquí va el argumento: Diane está sumida en una grave depresión desde el fallecimiento de su marido Colin y su hija Clara. A pesar de los esfuerzos de su socio Félix no consigue salir de casa ni trabajar. En un momento dado decide irse a Irlanda a olvidar, allí aparecerá Edward, un fotógrafo bastante antipático con el que Diane no simpatiza en el primer momento…, y así entre irlandeses acogedores, pintas de Guinness en un pub, encuentros y desencuentros con el vecino borde  la protagonista se va recuperando. Repleta de tópicos es sumamente fácil de leer y de olvidar, personajes de cartón, paisajes estereotipados, situaciones de culebrón y diálogos planos. Si alguien  desea verificar lo que opino, mejor sacarla de la biblioteca y corroborar mis impresiones que comprarla. Mención aparte merece comentar que la autora, después de haber mandado el manuscrito a varias editoriales, se autoeditó en Amazon consiguiendo un gran éxito de ventas y su edición el papel. Definitivamente, me gusta más esta historia que la  contada en el libro.

LA ESPOSA GENTIL, Lia Levi (Alianza)

9788420665870Año 1900, Amós Segre, un joven banquero judío que vive con su padre y con su madrastra decide que será rico y se casará. Aunque empieza a conocer a alguna muchacha conveniente de su raza acaba enamorándose de Teresa, una mujer que aunque ni por posición social ni por religión parece la idónea para él. A  través de la novela vemos cómo transcurre su vida en pareja, cómo aumenta su la fabulosa riqueza y cómo va siendo aceptada poco a poco Teresa por su recalcitrante familia política.  Y es que, como confiesa en un momento a una impetuosa cuñada el secreto de su matrimonio es tan sencillo como lo que sigue “Yo siempre quiero que esté contento y él quiere lo mismo para mí. Nada más[…] puede que haya matrimonios basados en muchas otras cosas […] pero yo creo que ésta se les olvida”. Además abarcar casi 40 años de historia, resulta conmovedor cómo la esposa gentil intenta acercarse y hacer suyas las costumbres de su marido, llegando a convertirse en íntima amiga de la hija del rabino. Por su parte, Amós, a modo de Pigmalión convierte en una mujer elegante y mundana a una campesina educada en las monjas. Los dos inconvenientes que se pueden poner son unos personajes que carecen de profundidad psicológica y la melancolía que flota en el ambiente que no he llegado a comprender. Por lo demás, es una historia agradable, fácil de leer y capaz de aportar algo a todo tipo de público.