Archivo de la categoría: Entretenida y algo se aprende

EL MONJE DE MOKA, Dave Eggers (Random House)

Unknown

Historia de superación personal basada, esta vez, el el negocio del café y para centrarlo más,  el café yemení. Leemos aquí la vida y milagros de Mokhtar Alkhanshali, cuyos padres yemeníes vivieron en una zona complicada de San Francisco desde la más tierna infancia de nuestro protagonista. Este estudia poco, a pesar de su inteligencia natural y va enhebrando trabajos de vendedor para cursar lo que se llama la “universidad e la calle”. Cuando trabaja de portero en un edificio elegante descubre, gracias a una novia/amiga, el café y que esta bebida tiene raíces en el país de sus antepasados. Como es un visionario con muy poco de razonable allá que se planta, tras estudiar el curso correspondiente, para hacer de los campesinos yemeníes exportadores de granos de café exquisitos. Por un lado leemos sesudas disertaciones sobre el café: su historia, su proceso y cómo hay que beberlo. Por otra, tenemos acceso a un sinfín de aventuras que le dejan a uno sin resuello. A una que es muy aficionada al café (el té, para el dolor de tripas) le ha gustado la parte técnica y aventurera pero no tanto el regustillo americano de “si te empeñas lo logras” que puede ser un buen slogan , pero sabemos que no siempre es verdad.

EL HOMBRE DE LAS CHECAS, Susana Frouchtmann (Espasa)

UnknownAlfonso Laurencic me recuerda al personaje de Filek,  hombres centroeuropeos que encontraron en la España de los años 30 un medio óptimo para sobrevivir. Poseían apellidos imposibles, vagas fortunas, buenos modales y caradura extrema, lo que en unos casos les llevó a ganar y en otros, como es este, a perder. La autora descubre por casualidad que este hombre, fusilado por haber ideado unas crueles checas fue el marido de al institutriz austriaca que educó a sus hermanas. Poco a poco va indagando sobre Alfonso y su mujer, María Luisa Preschern, y de paso averigua secretos familiares. El proceso es costoso: entrevistas con investigadores y testigos posibles, búsquedas en la red, visitas a archivos y a bibliotecas. Lo mejor es, sin duda, la descripción minuciosa de la búsqueda en la que la autora se encuentra en el punto justo: ni muy largo , ni excesivamente personalista y refleja simplemente el esfuerzo de tiempo, trabajo, pistas falsas que conlleva toda investigación. Hay que saber que NO todo está en Internet y que las bibliotecas y archivos siguen existiendo.

UN PAISAJE DE CENIZAS, Elisabeth Gille (Nocturna)

UnknownEntre los muchos episodios de la Segunda Guerra mundial, aparece uno que no dispone de tanta literatura como otros: en Francia, muchos niños judíos fueron salvados de los nazis gracias a religiosos que los acogieron y educaron en los internados. Léa es llevada con cinco años a un convento y escapa por los pelos de ser enviada a Auschwitz junto con sus padres. Allí se muestra rebelde aunque es una alumna brillante. Intima con otra de las alumnas: Bénédicte dos años mayor que ella y cuyos padres están en la Resistencia. Que no piense ningún lector que al acabar la guerra todo se resuelve y se vuelve idílico porque no es así: en los finales de los 40 y la década de los 50 tanto Léa como Bénédicte sufrirían lo acontecido durante al guerra. este desarrollo tiene su lógica ya que la escritora es hija de la malograda Irene Nemirovsky. Puntos fuertes: tristeza infinita muy bien descrita, redacción ágil y contenida. Puntos débiles: el final por resultar muy tópico (aunque coherente con la historia). Pero aún y todo merece la pena.

 

UN PIE EN EL PARAÍSO, Ron Rash (Siruela)

Unknown Historia ambientada en los años cincuenta, allá por los Apalaches, en la América profunda.  Una mujer acude alarmada al shérif para explicarle que su hijo, Holland Winchester, veterano de la guerra de Corea ha desaparecido y que ella ha oído un disparo.  Como si fuera Clint Eastwood, Will Alexander, que así se llama el shérif,  acude a la granja de Billy Holcombe para investigar el suceso. Pero esta sinopsis que podría convertirse en un argumento de novela policíaca se transforma en un relato en el que aparecen varias voces y que tiene de todo:  sentimientos de todo tipo como deseo, amor y celos, descripciones sobre la naturaleza, afán de prosperar y de vencer las circunstancias. Los personajes son sólidos , creíbles y sin artificios (incluso aparece una hechicera en la ecuación). Gran descubrimiento.

EN CAMPING CAR, Ivan Jablonka (Anagrama)

UnknownA medio camino entre un ensayo sobre el turismo y recuerdos de infancia, este escritor/periodista/historiador nos cuenta con bastante brevedad y agilidad cómo transcurrieron sus veranos en una autocaravana. Sus familia con otros amigos visitaban países del sur de Europa como Italia, España, Portugal o  Grecia; o incluso zonas de Marruecos. Allí acampaban, vivían con sencillez pero con muchísima cultura dado que la madre del narrador era profesora de letras clásicas. Esto viene a ser las reminiscencias de un  Verano azul pero con muchísima más profundidad y criterio, que para eso es una producción francesa que se permite reflexionar sobre el poco consumismo de este modelo vacacional y de sus implicaciones sociológicas. Para lectores nostálgicos del verano que acaba de terminar y que deseen corroborar que no todo es siesta, sangría y verbenas…aquí hay un veraneo comme il faut!…donde vamos a ir a parar.

LA BIBLIOTECA EN LLAMAS, Susan Orlean (Planeta)

09122472-93E8-476F-A12E-585018FDC6B2El 29 de abril de 1986 la biblioteca de Los Ángeles ardió, y con ella un montón del libros irrecuperables. Casi nadie se dio cuenta porque justo en esas fechas ocurrió el desastre de Chernóbil y todas las noticias se dirigían a ese suceso. Después de arduas investigaciones y entrevistas, esta periodista traza una trayectoria de la historia de la biblioteca (desde el s.XIX hasta el XXI) y, como no, del incendio, pero sobre todo es una alabanza a las bibliotecas, una loa a los bibliotecarios y a la labor social realizada por todos los trabajadores de la misma. De lectura obligada para bibliotecarios y amantes de las bibliotecas, yo cada vez que visito un país, intento entrar en  las bibliotecas cuando me topo con ellas. Mucho más ambicioso que otra joyita sobre le mundo bibliotecario: Signatura 400. Tras esta lectura uno aprende y le dan ganas de visitar cuantas bibliotecas encuentre, de aplaudir a los bibliotecarios y de rogar a los ayuntamientos/políticos que no dejen de financiarlas.

Añado: hoy he ido a mi biblioteca de referencia, un señor (habitual, él) pedía “el libro rojo” a lo que el bibliotecario presto y eficaz le ha contestado con la signatura que le correspondía…nada que envidiar por estos pagos a la biblioteca de Los Ángeles.

Aquí en una foto (que nunca publicaría una instagramer/influencer por su calidad y la altura de la modelo…en la biblioteca de Bremen)

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Biblioteca (movida) de Bremen con la reading assistant del blog

PRÓXIMA ESTACIÓN, ATENAS, Petros Márkaris (Tusquets)

Nada mejor que iniciar una viaje de trabajo / placer que leyendo una novela que transcurra en el lugar al que se va. No soy gran especialista en literatura griega, pero es decir Atenas y a una le viene a la cabeza Márkaris, que sitúa (casi) siempre a su inspector Jaritos en dicha ciudad. En este libro, breve y descriptivo toma la línea de metro1 y a través de cada parada va explicando y comentando todo lo que hay que ver (o no ver) en cada estación/ barrio y aprovecha para dar unas pinceladas de historia y costumbrismo de la ciudad. Lo mejor es su mesura, su brevedad y su sentido común…no pretende vendernos una ciudad idílica, tampoco una ruina, es lo que es. Además no aprovecha, como harían otros escritores para exponer pormenores detallados de su vida, él se limita, como con la historia a citar alguna anécdota personal que viene a cuento. Perfecto para introducirnos en Atenas con el estilo sin complicaciones de Márkaris.