Literatura breve para madres ocupadas

Ninguna de estas novelas supera las 200 páginas pero veremos cómo los escritores escogidos son capaces de mostrar todos los sentimientos intensa y magistralmente. Para ello no hay fronteras ni idiomas: el francés, el inglés, el alemán y el castellano son vehículos para descubrir que la literatura universal también se puede condensar en pequeñas obras maestras.

 

Para empezar trataremos del amor a los libros-

 Noviembre: Helene Hanff   84, Charing Cross Road (Anagrama)

Seguiremos con las relaciones entre madres e hijas adolescentes-

Diciembre: Irene Némirovsky, El baile (Salamandra)

Y continuaremos con historias de locura momentánea en Mónaco-

Enero:  Stefan Zweig:  24 horas en la vida de una mujer (Acantilado

De cinismo en Viena-

Febrero: Frank Werfel: Una letra femenina en azul pálido (Anagrama)

De amores en Córcega-

Marzo : Prosper Merimée Colomba (Anaya)De tristeza y esperanza en Barcelona:

Abril: Mercé Rodoreda, La plaza del diamante. (Edhasa)

Acabaremos con el amor a los libros en la Amazonia

Mayo: Luis Sepúlveda, El viejo que leía novelas de amor (Tusquets)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s