ADA O EL ARDOR, Vladimir Nabokov (Anagrama)

Siento decir que este es uno de los libros que más me costado leer, que he acabado con más alegría y, además, he cometido el pecado de leerlo en diagonal y me he saltado páginas. Después de esta confesión que no dice mucho sobre mis hábitos lectores, pasemos a comentar este voluminoso despropósito. Por un lado, Van y por otro Ada, él retoza desde su más tierna infancia con toda muchachita que se le pone delante, ella, se pone a tiro y ambos protagonizan una larga historia de amor a intervalos temporales. Por supuesto que todo está plagado de personajes secundarios o terciarios de la más diversa índole que divagan por el mundo aristocrático y decadente (situado a finales del XIX y principios del XX), pero con anacronismos varios para hacer más compleja la historia. Seguro que se dan infinitos juegos de palabras y situaciones que cómicas que yo no he sabido ver. Ardiendo, como Ada, estoy esperando qué opinan mis compañeros del grupo de lectura del mítico Nabokov.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.