Archivo de la categoría: ¿QUÉ ME HA PARECIDO?

AL PIE DE LA TORRE EIFFEL , Emilia Pardo Bazán (Cuadernos de Horizonte)

978841759420.jpg

Selección de artículos escritos por la insigne Emilia Pardo Bazán con ocasión de la Exposición universal de Paris de 1889, a donde acudió para escribir artículos sobre tan tamaño acontecimiento. Aunque dedica, cómo no, un escrito a La Torre Eiffel , inaugurada para tal ocasión, la autora describe la exposición con agudeza, resulta implacable con el espíritu francés y también con la imagen de España en semejantes actos internacionales. También podemos leer un artículo sobre la moda en la cual aboga por la comodidad de la falda-pantalón y se indigna ante una novedad chabacana: la de este año..el reloj brazalete […] la estética prohíbe estas ensaladas; lo útil no puede presentarse como elemento ornamental; el brazalete es un adorno, el reloj un instrumento de utilidad para saber al hora; puede enriquecerse, incrustarse , cincelarse , pero siempre debe ir oculto por eso las châtelaines cayeron pronto en desuso y a las pulseras-relojes les sucederá lo mismo (p.106-107). Precursora, solo que unos 150 años antes, ahora sí que el reloj de pulsera es cada vez más prescindible. No contenta con ello, viaja por Suiza y Baviera y nos narra sus impresiones de los países teutones con una agilidad y agudeza que no veo yo capaz a ninguna influencer-bloguera viajera actual, capaz de ponerse a su altura. Por muchos años, Doña Emilia.

También es aguda con el carácter francés: Tienen los franceses un género de presunción exclusivista, que sería muy cómica si no fuese muy molesta y depresiva para el resto de la humanidad. Virtudes y vicios; ingenio y genio; arte y ciencia; caracteres y costumbres, todo ha de ser a la manera gala, y si no, es puro salvajismo, barbaridad y estupidez (p.83). Estoy en Francia por motivos laborales, ayer tuve que pasar en el hotel TRES tarjetas antes de que se percataran y/o aceptaran que quizá no era mi tarjeta, sino su TPV.

 Por fin, el amor a los niños: Actualmente se piensa mucho en complacer, divertir y alegrar a los niños: nuestro  siglo consagra a esos capullos de humanidad atención preferentísima y culto idolátrico; se les mima bastante, y se encuentra placer en despertar sus tiernas imaginaciones a la noción de la vida y del arte, y en allanarles el camino de las primeras etapas (p.71)

RETORNO A SEFARAD, Pierre Assouline (Navona Ficciones)

71us47pue6lEl autor/narrador conoce la noticia en 2015. Resulta que el gobierno español ha decidido otorgar la nacionalidad española a todos aquellos judíos de origen sefardí que cumplan ciertas condiciones. Y así que, hijo y nieto de judíos sefardíes, procedentes de Marruecos emprende la aventura de conseguir la nacionalidad española. Por un lado, se enfrenta a un sinfín de desventuras burocráticas que tienen su gracia (o su desesperación) y un examen de lengua y de cultura españolas. Por otro lado, viaja por España y reflexiona sobre cómo es ser español y las peculiaridades de su nueva nacionalidad. Y  ahí es donde a veces me h aparecido que pintaba bien nuestras costumbres: el volumen alto en las conversaciones, la tertulia, el deber de interrumpirnos y, otras veces,  me recordaba que los franceses del s.XXI pintan España con los tópicos del XIX, como ya lo hizo Merimée en Carmen. Y es que no, que los españoles no somos tan fans de Almodóvar como los franceses y las procesiones no son encuentros del Ku Klux Klan. Enfin,  paciencia para el que se quiera adentrar en esta imagen de España vista por un ensayista francés. Olé. 

EL LIBRO AZUL DE NEBO, Manon Steffan Ros (Seix Barral)

portada_el-libro-azul-de-nebo_manon-steffan-ros_202106161018Libro escrito en galés en el que se mezclan dos voces, la de Rowena , mujer de treinta y seis años y la de su hijo Siôn. Junto a la pequeña Dwynwen sobreviven en condiciones precarias, cazando y cultivando sus propias alimentos porque tras un cataclismo mundial que vamos a conocer mientras se desarrolla la historia, no hay nadie alrededor. Poco a poco vamos conociendo lo que pasó, cómo se enfrentaron a ello y cómo es su dura rutina cotidiana. Tienen libros, en galés, por supuesto, disponen de utensilios de trabajo y una relación muy estrecha madre/hijo. Se lee fácil y rápido pero no creo que quede mucho en mi recuerdo. 

UN PAÍS CON TU NOMBRE, Alejando Palomas (Destino)

9788423359882Dos personajes solitarios aportan su voz a este relato. Edith tiene más de setenta años y tras divorciarse encontró el amor en Andrea, que ha fallecido. Vive en una aldea remota, en una casa llena de gatos. Defiende su soledad y se entiende bastante mal con su única hija, Violeta. En la otra casa habitada allí se encuentra Jon (de Jonás) con su hermana Mer. Jon, veterinario, trabaja en esos momentos en el zoo cuidando elefantes. Poco a poco, las dos almas solitarias van convergiendo y nos enteramos de su pasado y de sus sueños, algunos cumplidos y otros por hacerlo. Historia que mezcla lo narrativo, el suspense y reflexiones muy acertadas sobre la vida: Ahora entiendo que no es que yo no supiera, sino que, viendo lo que sufría mamá en su obsesión por controlar las múltiples vidas de quienes la rodeábamos, me tocó aprender muy pronto que vivir sabiendo es vivir el doble y yo nunca me vi tan fuerte como para cargar con tanta vida (p.164). también e, del suspense me ha recordado a Un hijo del mismo autor, diría que es muy parecido, pero esta vez, más dirigido a  adultos. 

UN AIRE INGLÉS, Ignacio Peyró (Fórcola)

unknown-1Recopilación de diversos artículos escritos para periódicos y revistas entre los años 2008-2021 en los que se comenta la idiosincrasia inglesa vista con ironía y erudición del autor, director del Instituto Cervantes de Londres. Por aquí pasan reflexiones sobre la familia real británica y su arraigo en las islas (!ese jubileo de la semana pasada!), sobre su «gastronomía», acerca de varios de sus escritores como Kipling, estadistas como Churchill y, cómo no,  apuntes sobre el Brexit. Mi preferido es el dedicado al misterioso deporte del croquet: Una mañana de 1900, o de cómo aprendí a jugar al croquet (p. 345-349). Colección de ensayos cuasi-eruditos que hay que leer despacio y de los cuales se puede aprender mucho de historia, de literatura y de las costumbres británicas. La pena es que esta lectura tan solvente ha coincidido en mi vida laboral con la corrección intensa de exámenes de futuros alumnos universitarios a los que se les pide la redacción de un texto argumentativo. Me limito a mencionar,sin dar más pistas,  que la comparación hace llorar. Solamente me alegra decir que Peyró ha pasado por el sistema educativo español y que los resultados son más que sobresalientes …queda esperanza. 

SEIS CUATRO, Yokohama Hideo (Salamandra)

unknownYoshinobu Mikami es policía desde hace muchos años, primero en investigación criminal y, ahora, en Relaciones con la prensa. Además, vive un drama doméstico porque su hija, Ayumi, ha desaparecido de casa y ni su mujer ni él saben nada de ella aunque han recibido varias llamadas telefónicas  anónimas que alimentan su esperanza. La vida personal y profesional de Mikami no pasa por su mejor momento. Los periodistas boicotean a la policía porque esta no les da los datos sobre una conductora embarazada que ha tenido un accidente. A su vez, los jefes de la comisaría también presionan porque viene un jefazo de Tokio y hay que dar buena impresión. Para ello, envían a nuestro policía a que hable con Yoshio Amamiya  para que acepte entrevistarse con un comisario. Amamiya es el padre de una niña que hace catorce años fue secuestrada y asesinada, el famoso caso 64  que sigue sin resolverse. Y así, nuestro héroe se pasa los días muy triste: en casa por la ausencia de su hija y en el trabajo  con la adrenalina por los aires buscando conspiraciones, enfadándose con periodistas, insultando a jefes y desvelando lo mal que se llevó a cabo el caso 64. Literalmente agotador, todo repleto (obviamente) de nombres japoneses (al final, hay un glosario) , con la costumbre que dicen que es tan japonesa, es decir, darle vueltas a las cosas y saludarse con cortesía hasta llegar al meollo de la cuestión. Páginas y páginas de saludos y nombres, e indagaciones lentas, se nota que estamos acostumbrados al ritmo americano, porque a mí no se me ocurría denominar a esta novela de «ligerita» o «desengrasante». 

LOS LLANOS, Federico Falco (Anagrama)

UnknownComo casi siempre que leo algo de literatura hispanoamericana es recomendación de A.A con el que siempre digo que comparto apellido, pero no forzosamente gustos literarios. Pero esta vez ha atinado. El narrador , tras una decepción amorosa, se refugia en un pueblo solitario, allí cultiva (o lo intenta) una huerta, cría (y tampoco lo consigue) algunas gallinas y, sobre todo, describe la naturaleza, sus sentimientos, su infancia y el paso de los estaciones en su soledad escogida. Los clásicos siempre vuelven y esto se acerca al tópico de Beatus ille…es decir !qué felices seremos cultivando una pequeña parcela de tierra!. Esta  vida rural, o vuelta  los orígenes como es el caso, me resulta curioso porque las estaciones en el hemisferio sur van al revés, o nosotros vamos al revés, sus primaveras son en noviembre y sus inviernos son en agosto. También curioso el vocabulario, especialmente con el léxico tan rico sobre la flora de la zona. Una cita:  «La naturaleza tiene un lenguaje hecho de recurrencias. Aprender a leerlo implica saber detenerse, tomar nota, reconocer, mirar de cerca» (p.84) y eso es lo que aquí se hace, con lenguaje preciso, con calma. Lectura serena en la que no por utilizar un lenguaje sencillo se deja de expresar mucho. 

CARMEN, Prosper Mérimée (Cátedra)

9788437608112Novela corta o cuento largo que todos tenemos en la cabeza con algunos tópicos: Andalucía, los toreros, las cigarreras, amores intensos y el drama. El autor /narrador, muy francés él llega a Andalucía y allí se hace amigo de Don José: un bandido que le cuenta sus amores exaltados con Carmen, una gitana que parece que, además de robarle el corazón,  también  le ha robado la razón. Llena de aventuras, de amoríos por parte de Carmen, de sufrimiento por parte de Don José que como buena historia de la época (1847) acaba en drama que se aprovechó muy oportunamente en la ópera cuya aria dejo aquí. Siempre merece la pena echar un vistazo  los clásicos que nos esperan en las estanterías.

 

 

LA AVENIDA , Francesco Pecoraro (Periférica)

Captura de Pantalla 2022-05-22 a las 19.14.33Desde un barrio periférico y obrero de Roma, el narrador desde la atalaya de sus más de setenta años, ve su vida pasar y comenta la sociedad actual con lucidez e ironía. Divido en capítulos que se pueden leer de forma autónoma, nos va relatando su vida profesional,  por un lado: académico frustrado, funcionario aburrido primero y corrupto después y, por último, jubilado Y por otro, su vida amorosa que tampoco reluce mucho. Entre tanto, visitas al bar Porcacci , análisis de los camareros que lo atienden y de la parroquia que lo frecuenta, observación de la vida de barrio, de los gimnasios, de las tiendas, de los emigrantes nepalíes, rumanos o magrebíes. También reflexiona sobre la vejez, el paso del tiempo, las modas absurdas (ie vaqueros desgastados y chándal todo el rato) que también llegan a las casas con el «diseño ikeiko» (p.396). Asimismo, la historia del barrio: la fabricación de ladrillos y el espíritu comunista (hoy descafeinado ) de los proletarios que lo habitan. Más de quinientas páginas de prosa cuidada y culta repleta de pensamientos acertados sobre la sociedad actual, la nuestra se acerca mucho a la la italiana aquí descrita.  

LAS LISTAS DEL PASADO , Julie Hayden (Muñeca Infinita)

unknownCuentos recién reeditados de una escritora americana que los publicó en el New Yorker en los años 70. Los relatos transcurren en un Nueva York extremadamente triste y hostil. Una mujer acumula recibos y bebe por las calles, otra cuida a su sobrino en áridos parques, otros niños entierran a los animales muertos en su jardín… La segunda parte la que alude al título se conforma de varias narraciones en las que un hombre va enfermando y va elaborando listas de qué hacer cuando se reponga…no lo hará nunca. Extremadamente bien escritos, no dejan de transmitir un poso de amargura cuando uno los lee, no pasa nada tremendo ni salta la sangre por todos los lados, pero todo es triste y real. Para leer con calma y detenerse con esa prosa morosa.