Archivo de la categoría: ¿QUÉ ME HA PARECIDO?

LAS SOMBRAS DE QUIRKE, Benjamin Black (Alfaguara)

UnknownAunque se trata de una serie detectives, como de costumbre no hace falta haber leído toda la saga para ser capaz de seguir una lectura individual. Quirke es un patólogo forense con ciertas dificultades con el alcohol. Su hija Phoebe sale con su ayudante y acaba de comenzar su tarea como secretaria en la consulta de una psiquiatra. Aunque alejado temporalmente de su trabajo,  el forense es impelido a volver cuando David Sinclair, su ayudante,  comienza una sospechosa autopsia en la que se revela que el accidente del que ha sido víctima un joven no parece tan providencial. Gracias a ese caso, su olfato y sus buenas relaciones con la policía, Quirke volverá a su profesión y el lector descubrirá una trama detrás de la cual se oculta el poder de la iglesia. Ya sé que al autor le han dado infinidad de premios, pero a mí me ha resultado de lo más banal y no creo que de aquí a unos meses me vaya a acordar de esta historia ambientada en Dublín hace unos años.

EL FULGOR DE LA POBREZA, Luis Mateo Díez (Alfaguara)

00106521925088___1_600x600En este volumen se pueden leer tres cuentos intimistas. El primero es el título del libro, el segundo se denomina “la mano del amigo”  el último “Deudas del tiempo” . En el primero un hombre acomodado abandona su vida y su familia, nadie sabe muy bien por qué. En el segundo se describe la amistad/enemistad entre dos alumnos de un mismo colegio . En el último se toma como hilo conductor la vida de un emigrante que ha vuelto a su lugar de origen. Los tres relatos comparten unos nombres propios imposibles (Cosmo, Lacio, Elio, Edira…) una ubicación imaginaria que debe andar por la Castilla profunda y una localización temporal no muy definida. Además de ello, poco importa el contenido, lo que importa es la forma, el léxico rico, el ritmo tranquilo que hace que sumergirse en esta grata lectura exija cierto esfuerzo intelectual.  He de confesar que mi acercamiento al escritor ha sido gracias una entrevista que oí en RNE en donde confesaba su escasa propensión para los estudios y que eran frecuentes sus suspensos en lengua castellana. Este dato me llevó a animarme a leerlo y así no desesperarme ante la ortografía creativa del alumnado y su interpretación libre de la gramática, quizá me encuentre ante un escritor en ciernes y futuro miembro de la RAE, aunque él/ella no lo sepa todavía y yo tenga serias dudas al respecto.

ME LLAMO LUCY BARTON , Elizabeth Strout, (Duomo Nefelibata)

Unknown-1En septiembre este libro resultó un bombazo editorial, todo el mundo lo alababa y muchos (no todos) los críticos la consideraban una obra maestra. Como antes de comentar hay que leer aquí va mi opinión. Lucy es una mujer originaria del medio oeste americano, cuando tiende que pasar una larga temporada en el hospital su madre viene a pasar con ella unos días  ahí recuerda su pobre e incomprendida infancia, su escapada a la universidad,  su matrimonio, sus deseos de convertirse en escritora y la compleja relación con sus progenitores  que a veces se proyecta en sus hijas. Mientras la acompaña, su madre va contando chascarrillos y cotilleos de la gente del pueblo de Illinois. Unas pocas frases dignas de mención y reflexión: […]me interesa cómo encontramos maneras de sentirnos superiores a otra persona, a otro grupo de personas. Pasa en todas partes, y todo el tiempo. Le pongamos el nombre qu ele pongamos creo que es lo más rastrero que hay en nosotros, esa necesidad de encontrar a alguien a quien rebajar (p.106).  A su favor: lectura fácil de entender y rápida; en su contra: no me ha dejado ningún recuerdo. Cuando uno lo acaba solo puede suspirar : ¡Dios mío qué tristura!

UN SEMINARISTA EN LAS SS, G.Goldmann (Palabra)

UnknownPocas dudas deja el título sobre el contenido de esta autobiografía. El autor se cría en una familia católica alemán y pronto, a pesar de sus innumerables travesuras y su carácter díscolo, decide hacerse sacerdote franciscano. Las fechas no son las mejores señaladas por la historia y así en el año 40 es reclutado por el ejército alemán y se convierte en un miembro de las SS a pesar de no compartir en ningún momento ninguno de sus principios ateos y violentos. Durante la guerra se salva innumerables veces de la muerte y consigue, con un permiso especial del Papa, ser ordenado sacerdote. Tras mil y una penurias es encarcelado por los enemigos (italianos y franceses) y llevado a campos de prisioneros en el norte de África. En todo momento: sea en la batalla o sea en la cárcel se preocupa de rezar y de acercar a las almas a Dios. Concluye con un epílogo sobre su época misionera en Japón. Biografía muy entretenida en la que las aventuras son interminables, pero lo más importante es la fe del protagonista y de los que le rodean que mueve montañas.

LO QUE NO QUISE DECIR, Sándor Márai (Salamandra)

UnknownEl autor reflexiona sobre su país, Hungría cuando Europa comienza la SGM. A través de las páginas va analizando la historia del país magiar y del resto de pueblos a orillas del Danubio, el odio a la burguesía fomentado por los bolcheviques y la traición a la que fue sometida su tierra. Aunque sus novelas siempre me han gustado mucho, este ensayo me ha parecido particularmente aburrido quizá porque mi interés en la nación aquí tratada es nulo. Habría que tomarlo como un sesudo tratado sobre la “hungricidad” (si existe esa palabra) y el sentimiento de pertenencia a una nación, para subrayarlo e ir muy despacio. Varias frases interesantes para el recuerdo: “la historia no suele pillarnos históricamente preparados”; la mayoría de las veces, cuando nos enteramos – en los últimos tiempos, por la radio- de que algo ha terminado de forma irreversible en el mundo, estamos en pijama o afeitándonos. (p. 15). Veamos, ¿cómo dijo Churchill? “los hechos valen más que los sueños”. Habíamos perdido un sueño, ahora teníamos que enfrentarnos a los hechos (p.100) .

ESPERANDO A Mr BOJANGLES, O. Bourdeaut (Salamandra)

Esperando a Mister Bojangles_135X220El narrador es un niño que vive una infancia diferente. Sus padres lo han sacado de la escuela por diferencias irrencociliables con su maestra. Viven en un gran apartamento en el que organizan cenas a deshoras, sus padres bailan y beben, su padre da un nombre diferente a su mujer cada día y nunca celebran san Valentín, sino Santa Georgina, que es el día siguiente. La mascota es la señorita Supérfetatoire, un pajarraco traído de África porque ellos no podían ser tan banales como para poseer un perro o un gato. Lo más notable son los juegos de palabras entre el lenguaje figurado y el real que no sé muy bien cómo se han traducido, por lo demás es una lectura que me ha decepcionado porque solamente he visto una madre poco estable mentalmente, un padre protector y amable y un niño, como es lógico, absolutamente perdido. Ya sé que ha tenido un gran éxito en Francia pero para mí no es para tanto. Aquí dejo la canción de Nina Simone, banda sonora del libro.

LA LENGUA DE LOS SECRETOS, Martín Abrisketa (Rocaeditorial)

81F95j6jfNLMartín Abrisqueta vive en Arrigorriaga (parte de la Vizcaya profunda, a unos diez kilómetros de Bilbao) en el caserío de sus padres. “Era de profesión niño” (p.17) lo que conllevaba por un lado cuidar las vacas que son el sustento de la familia y por otro realizar todo género de barrabasadas con sus inseparables Cosme y Satur. Cuando estalla la guerra civil todo parecen parabienes puesto que la escuela se cierra. Tras varios bombardeos sus padres deciden ponerse a cubierto en Isuma, un pueblo de Cantabria y la familia se empieza a disgregar. Teresa, la madre, cae enferma; Tasio, el padre, es detenido por unos milicianos y los cuatro pequeños: Paula, Martín, Matilde y Lucas son enviados, por azares del destino, a una pequeña población de los Alpes franceses llamada Tenay.  Otra novela más sobre la guerra civil pero esta vez desde los ojos de un niño que intenta huir del hambre y los disparos con su prodigiosa imaginación al tiempo que se aferra a los cuentos y a las cartas de su amigo Juan.

La historia resulta bastante conmovedora, sin llegar nunca a la cursilería (¡adjetivo absolutamente prohibido para los vascos!).  El mayor fallo es, quizá, el exceso de metraje (como dicen de algunas películas) que aquí se traduce en un volumen de algo más de quinientas páginas; a mi entender la omisión de ciertos episodios hubiera dado a la narración más agilidad. Lectura entretenida que se sigue sin problemas aunque el autor intercale capítulos de autoficción a los que el lector del s.XXI está ya más que acostumbrado, resignado.