Archivo de la categoría: Clásico

SI ESTO ES UN HOMBRE, Primo Levi (quinteto)

si_esto_es_un_hombreEs suficientemente conocido este testimonio en primera persona sobre el campo de concentración de Auschwitz. El autor es apresado por ser judío y condenado a sobrevivir en penosas condiciones: trabajo extenuante, poca comida, enfermedades, frío intenso y trato despiadado por parte de los kapos. Dos aspectos son los más destacables de este escrito: el primero la distancia y la contención del narrador y lo segundo  su análisis, siempre comprensivo, de cómo (bien o mal) se comporta el ser humano en esa situación vital extrema, siempre al borde de la muerte. Es una lectura para analizar despacio que nos deja atisbar lo mejor/peor del hombre.

CUENTOS COMPLETOS, Franz Kafka (Valdemar)

9788477026723A todo el mundo le suena Kafka, como me dijo una alumna el otro día suena a “antiguo y un poco pirado”. Casi todos los que me veían sumida en la lectura de este ejemplar de más de seiscientas páginas me comentaban que qué horror lo de La metamorfosis. Pero de “sonar” el autor a haberlo leído va un abismo que creo que merece la pena comentar. En este volumen se recopilan todos los cuentos y reflexiones breves del muy conocido y poco leído escritor. Los temas son múltiples: el trabajo, la soledad, la incomprensión, la culpa, la necesidad de emancipación, la identidad, escenas costumbristas… y algunas que no he llegado a entender. Estilísticamente yo me he quedado sin palabras porque me ha parecido un visionario de la literatura contemporánea: surrealista por un lado, con un dominio de la sintaxis abrumador y propio de los países del este (con esas frases subordinadas eternas en las que la concordancia, cohesión y coherencia hace las delicias de cualquier estudioso de la lengua), las enumeraciones…Me atrevo incluso a sugerir a los  de   Pixar que adapten como dibujo animado la primera parte de Blumfeld, un soltero de cierta edad …No se puede explicar a Kafka, hay que probarlo y disfrutarlo con la ventaja de que puede ir consumiendo en raciones pequeñitas (relato a relato) ya que exige bastante esfuerzo intelectual adentrarse en su mundo tan complejo.

MIENTRAS AGONIZO, William Faulkner (Anagrama)

UnknownClásico de la literatura americana en la que una familia americana formada por cinco hijos (cuatro chicos y una chica) lleva el ataúd de su madre a enterrar. En cada uno de los capítulos aparece una voz distinta que va narrando las peripecias del camino, reflexionando sobre la vida y la muerte y revelando secretos familiares. El carácter de cada personaje  se ve reflejado en la manera de expresarse. Como es lógico aparecen saltos en el tiempo pero la historia es bastante cronológica. Merece la pena destacar que la naturaleza es declaradamente hostil con los protagonistas y que los hombres aparecen a menudo más cerca de los animales que del género humano. Novela que sería digna de estudio y análisis literario pero que para pasar el rato puede resultar bastante ardua.

DUBLINESES, James Joyce (Cátedra)

img_0290Tras el sobresalto de Plenilunio  nada como retomar al Joyce que se entiende en esta recopilación de quince relatos sobre su Dublín natal. A través de los cuentos conocemos la ciudad de principios del siglo XX con los primeros automóviles, la vida oscura de los oficinistas e incluso ciertos esbozos sobre la política. La iglesia católica está omnipresente en cada una de las historias así como la afición a las bebidas alcohólicas que parece ser una característica indeleble de la nación irlandesa. Al tratarse de una obra costumbrista todo es general más descriptivo que narrativo, el lector se hace una idea de la sociedad de la época y le queda la impresión que al autor no le satisfacía en exceso. A mí me ha quedado la sensación de que dentro de un par de años no me voy a acordar de nada a pesar de que tengo que dar las gracias a la estupenda edición de Cátedra ya que una lectura que podría resultar algo plana y opaca se enriquece y aclara bastante gracias a todas las anotaciones.

LOS DEMONIOS, Fiódor Dostoieski (Alba)

unknownRusia, segunda mitad del s.XIX. En una ciudad de provincias confluyen varios personajes, especialmente dos jóvenes que han vivido en otras zonas: Piotr Stepanovich y Nikolai Stavrogin. Sus respectivos progenitores viven allí, lo que da pie a abundantes descripciones sobre la aristocracia y la alta sociedad del lugar, con sus críticas afiladas, bailes y cotilleos. Parte importante tienen también las reuniones políticas, destinadas a derrocar al zar y de las que forman parte los dos jóvenes citados. Tras una ardua lectura uno acaba con la clara idea de que el carácter ruso es complicado, intenso y atormentado, que no existen relaciones plácidas entre ellos y que todo lo que se puede complicar lo hace. A través de escenas de celos, malentendidos, conspiraciones, amoríos se va construyendo la psicología de los personajes y el análisis detallado de la sociedad de su tiempo.En las últimas cien páginas la acción se agolpa y todo deriva en tragedia absoluta (como no podía ser menos). Lectura extremadamente compleja, para amantes de los retos intelectuales.

MIDDLEMARCH, Geoge Elliot (Alba)

img_0277Middlemarch es el símbolo de una sociedad cerrada en la que transcurren la vida de varios personajes, cada uno muy bien definido y con rasgos de personalidad acusados. Las mujeres aspiran a un buen matrimonio en un mundo dirigido por hombres, aunque de todos es sabido que el pseudónimo corresponde a una mujer. Dorothea Brooke se casa con un intelectual muy mayor pero su matrimonio no es todo lo satisfactorio que desearía. Su hermana Celia lo hace con Sir James Chettham y como no parece tener grandes complicaciones mentales todo parece ir bien. La belleza local Rosamond consigue “atrapar” al forastero doctor Lydgate pero la incertidumbre económica hará que la vida de pareja no sea tan idilíca como aparece en los libros. Aparecen un sinfín de personajes, de situaciones costumbristas, de aventuras y de cotilleos, para seguir el hilo de la historia  puede ser útil seguir este esquema:

img_0281

Para mí es una relectura. Recuerdo perfectamente el momento, era un viaje profesional, el libro era gordo y muy pesado, el avión llegaba con retaso y el libro se me caía de las manos. También me encontré en dicho viaje con una compañera que me dijo que el libro era aburridísimo. Lo acabé (porque acabo todo lo que empiezo) y me pareció farragoso, excesivamente prolijo y muy lento. Sin embargo, es un clásico; como a los clásicos hay que darles otra oportunidad se la he dado. Me lo he leído en formato electrónico  y he de decir que me ha enganchado, que he disfrutado enormemente con la novela victoriana y está claro que la psicología humana no cambia. Doble moraleja: cuando  uno no sepa qué leer, los clásicos nos esperan; y como le decía la madre de Amos Oz a su hijo:

Mi madre me dijo que es cierto que los libros pueden cambiar con los años igual que las personas cambian con el tiempo, pero que la diferencia está en que casi todas las personas te abandonan a tu suerte […], mientras que los libros jamás te abandonan. Tú los abandonas a ellos a veces, y a algunos los abandonas incluso durante muchos años, o para siempre. Pero ellos, los libros, aunque los hayas traicionados jamás te darán la espalda: en completo silencio y en la oscuridad te esperan en al estantería.[..]. No se quejan” Amos Oz, Una historia de amor y oscuridad p. 340.

DIARIO DE UN EMIGRANTE, Miguel Delibes (Destino)

img_0267Escrito en 1958 por uno de nuestros más insignes escritores, relata la vida de Lorenzo, el protagonista de Diario de un cazador (1955) cuando decide emigrar a Chile con su esposa Anita. Día a día y con un habla que se nos hace un poco extraña al lector actual, Lorenzo va consignando todas sus angustias y expectativas de la aventura americana. Para el emigrante hay momentos duros y otros que no lo son tanto, hacen sonreír la perplejidades idiomáticas, la nostalgia y sus ansias de seguir cazando, como hacía en su Castilla natal. Leerlo es como viajar a los años 50, como ver Cine de Barrio una tarde de sábado lluviosa. Animo a releer a estos escritores que a veces parecen ahogados ante tanta novedad editorial.