Archivo de la categoría: Fácil de leer y de olvidar

QUÉDATE ESTE DÍA Y ESTA NOCHE CONMIGO, Belén Gopegui (Random House)

UnknownParece una novela pero no lo es. Se trata más bien de un ensayo sobre la sociedad actual, sobre todo la importancia que tiene en nuestras vidas el denominado  Big data. Para hilar todas las reflexiones aquí contenidas la autora hace de dos personajes ; mateo y Olga, se encuentren en una biblioteca y compartan sus reflexiones. La segunda es matemática y tiene más de sesenta años; Mateo, sin embargo,  es joven y con veintidós años redacta junto con Olga una carta atípica para poder ser contratado por el todopoderoso Google que domina nuestras vidas. Se trata, en definitiva de analizar superficialmente y de modo sencillo lo que Internet nos hace vivir “las emociones falsas son más bellas”(p.50); “no quiero chips en mi cafetera ni webs que registren mi nivel de estrés, quiero que funcionen unas pocas cosas importantes “(p.73) . Puede estar bien para pararse un poco , mirar alrededor y darse cuenta de que vivimos inmersos y dependientes de Internet.

Anuncios

VOLVERÁS A ALASKA, Kristin Hannah (Suma de letras)

ESL92388El padre de Leni, Ernt, ha vuelto de Vietnam con un gran trastorno que hace que su vida y la de su madre, Cora, se convierta en un infierno. Recorren Estados Unidos de cabo a rabo y él nunca se encuentra bien, siempre es despedido de sus trabajos y se queja constantemente de que la sociedad no le comprende. Tras recife una carat de un compañero de armas, deciden ir a la lejana salvaje Alaska, donde nadie les conoce y pueden empezar de cero. Allí se topan con una comunidad solidaria que les acoge y les aconseja sobre cómo enfrentarse al duro invierno y la naturaleza hostil. Leni conoce a Matthew, el  amor de su vida en la escuela, mientras que aprende la dura vida del pionero y sobrelleva con angustia los frecuentes actos de violencia de su progenitor.  Novela fácil de leer que, si hiciéramos un símil con la gastronomía, sería un plato combinado: un poco de aventura, aderezado con algo de naturaleza y ecologismo; añadimos algo de amor, un poquitín de sexo y mezclamos con una preocupación social como es el maltrato a las mujeres; incorporamos varios toques de culebrón al uso y …voilà nos sale una novela de las de pasar el rato sin grandes alharacas. Por cierto, he sufrido enormemente con los casos de leísmo en la traducción, desventajas de saber algo de lengua castellana.

INMERSIÓN, UN SENDERO EN LA NIEVE, Lidia Chukovskaia (Errata Naturae)

UnknownLa autora es escritora  y tiene la suerte de que en febrero de  1949 puede acudir a una especie de balneario donde los escritores son cuidados y mimados. Allí conoce a otros profesionales, poetas o periodistas, unos adeptos al régimen estalinista y otros no: también comparte confidencias con alguna de las enfermeras que trabajan en la institución. Tiene tiempo, además, para redactar una obra y reflexionar (porque alguno de sus colegas le abre los ojos) sobre la suerte de su marido que fue condenado diez años a un campo penitenciario sin derecho a correspondencia y confiscación de bienes” lo que de hecho, significaba una “ejecución inmediata”. Sí que es cierto que aquí se cuentan cosas tremendas y que las purgas estalinistas nos estremecen, pero todo es tan lánguido y reposado que temo que dentro de unos meses este libro no sea para mí más que un vago recuerdo.

INVIERNO EN VIENA, Petra Hartlieb (Siruela)

image.phpMarie trabaja como niñera en casa de un dramaturgo a principios del s.XX. Procede de una familia rural y ha sufrido bastante en su infancia, por lo que se encuentra muy a gusto en la familia Schnitzler donde es adorada por los niños. Un día, su patrón le ruega que vaya a buscar un libro a la librería y allí conoce a Oskar, un joven librero huérfano que se siente inmediatamente atraído por ella. Novelita romántica, para todos los públicos, tiene ritmo, se lee con rapidez y , aunque a veces se inclina un poco peligrosamente, tiene la virtud de no caer en la cursilería. Sería un pelín más fuerte que Mujercitas porque él le da un beso a ella….en la nariz. Abstenerse los amantes de las historias dura y cruenta, esto es para abuelitas inocentes y damiselas decimonónicas con ganas de encontrar a su príncipe azul.

FRANKENSTEIN DESENCADENADO, Brian W. Aldiss

Frankenstein-desencadenado-Brian-W.-Aldiss-portadaSoy poco, o más bien, nada aficionada a las novelas de ciencia-ficción pero he de reconocer que de vez en cuando no está mal acercarse a este género de la literatura. Como indica el nombre, se trata de un remake del clásico de Mary Shelley. Estamos en el año 2020, o sea, dentro de DOS años y el mundo ha perdido la orientación espacio-tiempo,  Joseph Bodenland a través de un salto temporal (como hemos visto en el Ministerio del tiempo) aparece en Suiza, en 1816 donde conoce a la autora del libro y a sus personajes. Por lo tanto interactúa con ellos intentando salvar a la humanidad de un desastre apocalíptico. Aquí se mezcla la ficción, la realidad, la metaliteratura, mucha acción y algo de reflexión. Indiscutiblemente,  el clásico es infinitamente mejor pero este libro no deja de leerse con agrado y agilidad. La historia fue escrita en 1973, por lo que resulta muy interesante ver cómo se veía nuestro presente hace más de cuarenta años (Internet y los móviles no estaban en la mente de ningún escritor por imaginativo que fuera).

AMOR NO CORRESPONDIDO, Barbara Pym (Gatopardo)

IMG_0349En Inglaterra, años 60 (parece ser) , en los que hay mujeres con cierta cultura que se dedican a redactar índices y revisores bibliográficas cuyo sueño es casarse y no permanecer solteras. Eso es lo que que le ocurre a Dulcie Mainwaring, que ha heredado la enorme casa de sus padres y a Viola Dace, que es expulsada de su piso por su casera. Obligadas a entenderse se dedican a fisgonear al hermano clérigo de un intelectual llamado Aylwin Foster e incluso se aventuran en un hotel costero regentado por la madre de ambos. Entre tanto pululan personajes como clérigos, vecinas con perrito o un florista enamoriscado de Lauren, la sobrina de Dulcie, que observa a las dos protagonistas como si se tratasen de dos carcamales. Historia plácida , poblada de tazas de té y de jerez, de un servicio no muy atento pero eficaz que expone cómo las señoritas venidas a menos buscan un marido desesperadamente. No quiero pensar qué pasaría si esta lectura llegara a manos de una feminista desaforada… quizá prohibiría su venta y su lectura porque al final Dulcie y Viola son lo contrario de una mujer liberada.

UN DÍA EN EL ATARDECER DEL MUNDO, William Saroyan (Acantilado)

Un-dia-en-el-atardecer-del-mundo-William-Saroyan-cubierta-editorial-acantiladoLa historia resulta tan melancólica con su título. Yep Muscat es un escritor de origen armenio que tuvo éxito en el pasado. Con varios proyectos bajo el brazo va a Nueva York a principios de octubre y allí se reencuentra con su esposa e hijos y algún amigo de infancia. Nuestro protagonista pasea, come, bebe, duerme poco, adora a sus hijos y no se sabe muy bien en qué quedarán sus entrevistas con los productores que desean hacerle guionista de un exitoso musical. Aparte de reflexiones sobre la emigración, el triunfo económico y el béisbol, poco recuerdo va a dejar en mí esta lectura que ha sido relegada en el limbo de los “sin más”.