Archivo de la categoría: Fácil de leer y de olvidar

HISTORIAS DE UN AGENTE INMOBILIARIO, Jacobo Armero (Lumen)

CB813FB90-D20E-4A99-86C1-88C1AFA0F9C8uando no estoy ensimismada en el trabajo o sumida en una novela, mi cabeza se despeja viendo programas de televisión en los que a) reforman casas sin polvo y con profesionalidad (made in USA)  b) venden y enseñan casas cuya hipoteca jamás pagaré (made in France).  Por eso me ha llamado la atención este libro escrito por un arquitecto al que la crisis se llevó por delante, ya que se dedicaba a temas arquitectónicos-culturales y en vez de volcarse en la enseñanza (lo que han hecho muchos de ellos), encontró en la venta inmobiliaria su futuro profesional. Como excusa de la venta de pisos y  de la psicología que debe ejercer todo buen vendedor, va enlazando recuerdos de infancia y comentando de modo divulgativo las numerosas particularidades arquitectónicas y urbanísticas de la ciudad de Madrid. Resulta curioso y agradable de leer, además, la división por capítulos, como si de un blog se tratase permite una lectura discontinua.

Anuncios

BIBLIOTECA BIZARRA, Eduardo Halfon (Jekyll &Jill)

unnamedRecomendada con mucho entusiasmo por A.A, tocayo del apellido, no me ha entusiasmado tanto como a él aunque sí que comparto su aprecio por este escritor guatemalteco. Se compone este breve libro de seis cuentos. El primero da nombre al volumen y habla de varias bibliotecas personales visitadas por el autor. El segundo, Los desechables, narra un encuentro en un centro cultural con un público que vive en ellas calles. En el tercero, Halfon, boy, cuenta el nacimiento de su hijo. En Saint-Nazaire rememora las andanzas de su abuelo polaco tras la SGM. La memoria infantil es lo que indica el título y por último, Mejor no andar hablando demasiado se recrean sus inicios como escritor. Me ha parecido agradable de leer pero he deducir, que salvo la portada tan llamativa, no creo que esta obra me vaya a perdurar en la memoria más de un mes.

LA LUZ NEGRA, María Gainza (Anagrama)

Este libro viene recomendado con A.A, con el que comparto apellido pero no siempre coincidimos en gustos literarios y este ha sido el caso. Novela breve en la que una joven crítica de arte quiere conocer a La Negra, una famosa y mítica falsificadora. Nos adentramos así en el mundo de las subastas, de las galerías de arte , de los coleccionistas y , sobre todo , del mundo marginal que vive de ellos. Cada capítulo comienza con fuerza y la va perdiendo progresivamente, me ha parecido un tanto deslavazado, sin fuerza, pero al ser tan breve se puede intentar y no habremos perdido mucho tiempo ni invertido excesivo esfuerzo.

LA HIJA DEL TUTOR , Julie Klassen (Palabra)

La historia (se supone) transcurre en la Inglaterra de principios del siglo XIX donde una joven y bella señorita, muy culta y muy buena eso sí, pero muy pobre también, vive con su padre que posee un internado para jóvenes de buenas familias en su casa. Emma Smallwood, que así se llama nuestra heroína, está preocupada porque tras la muerte de su madre, su progenitor anda triste y cabizbajo. Así que tiene la idea de escribir a los Weston, cuyos hijo mayores estudiaron en el internado e intentar que los hermanos más pequeños se alojen con ellos. Cuál no será su sorpresa cuando los Weston les proponen que acudan a su mansión para ejercer de tutores de sus hijos. Allí tendremos un poco de todo: la naturaleza salvaje de Cornualles, una madrastra, muy , muy mala, un fantasma que aúlla por las noches muy parecido a lo que tuvo que padecer Jane Eyre, contrabandistas , fiestas en las que nuestra chica se siente desplazada, misterios… y claro que sí… amor… del que cuando empieza la historia ya sabes cómo va a acabar. Para nostálgicos irredentos de Jane Austen o las hermanas Brönte, muchísimo mejor el original pero esta novela reproduce el ambiente y es perfecta para leer sin pensar. Se lee sin sobresaltos, apto para todos los públicos salvo culturetas exigentes… pero creo que esta novela no engaña a nadie.

LOS CASOS DEL COMISARIO CROCE, Ricardo Piglia (Anagrama)

Como de costumbre, motivada por el gran éxito del ya difunto autor, ahí que fui a la biblioteca y allí estaba, muy a mano, la verdad. Se compone este breve volumen de varios casos , sin orden cronológico, del inspector Croce, al que se supone que los que conocen a Piglia admiran. Él es un hombre sencillo, circunspecto y con una gran intuición para resolver los casos más peliagudos sin despeinarse. Observa como haría Poirot, deduce como haría Holmes, en resumen, tiene algo de detective clásico de la literatura policiaca en la Pampa. Quizás tenga que probar algo más del autor para descubrir lo maravilloso que es porque esta lectura me ha dejado un tanto indiferente.

PRECIOSA POLLY PEMBERTON , Frances Hodgson Burnett (dÉpoca)

UnknownLa preciosa Polly Pemberton es una belleza de mujer, lástima que se dedicara al teatro en la época victoriana, donde todo esto estaba muy mal visto. Su vecino Gaston Framleigh, caballero arruinado, suspira por ella pero todo el mundo sabe que un hombre de su posición nunca podrá emparentar con una vulgar actriz. Como es un cuento de hadas, ella hereda, él también y todo se resuelve favorablemente para ambos, sin que el lector se emocione en ningún momento, ya que todo es altamente previsible. Lo mejor de este libro es la edición, con ilustraciones de época muy cuidadas, si fuera una película sería para echarse la siesta.

TODOS MIENTEN, Mindi Mejía ( Planeta)

unknownUn lugar del medio -oeste americano más bien rural,  una chica, Hattie (o Henrietta) manipuladora, gran actriz y con ganas de comerse el mundo; un jugador de fútbol americano bonachón y tontorrón, Tommy,  que desea ser su novio; un shérif, Del Goodman, amigo del padre de Hattie atormentado por lo vivido en Vietnam y, last but not least un apuesto profesor (de lengua, por supuesto), Peter Lund, que atraviesa una profunda crisis matrimonial y personal pero que sabrá encandilar a su mejor alumna.  Tras el asesinado de Hattie se da una gran consternación en el pueblo y todos sospechan de todos. Esto es una mezcla de novela policiaca (más bien floja) con consultorio sentimental ( del género: él recordaba cuando se enamoró de ella…), un pelín de sexo e historia adolescente del género del instituto que estuvo tan de moda (hoy creo que olvidada) con esa serie de Crepúsculo. No deja de ser un entretenimiento fácil de seguir con un estilo literario discutible (para mí repetir la palabra “mierda” tres veces en el primer capítulo no revela una gran sutileza en el manejo de los sinónimos) que va a dejar poca huella en mi memoria lectora.