POR EL CAMINO DE SWAN, Marcel Proust (Alianza Editorial)

LB00191301Proust es un mito, es un maestro en la sintaxis compleja y en el describir y rememorar sentimientos a través de los sentidos: el olfato, el gusto , el oído y el tacto. El primer volumen de su magna obra está compuesta por tres libros. El primero titulado Combray donde recuerda lo angustioso que le resultaba que su madre no acudiera a darle un beso de buenas noches. Allí en la casa familiar de Normandía nos hace retratos de varios familiares y aparece la escena que todo el mundo conoce de “la magdalena de Proust”, cuando una sensación gustativa le lleva a la habitación de su tía Leónie. En la segunda parte, Un amor de Swan, se intenta explicar la inexplicable atracción de Swan, vecino en la casa de campo, por Odette, una mujer cuya virtud y belleza no es del todo evidente. En el tercer capítulo de este primer tomo, El nombre, además de reflexionar sobre topónimos y patronímicos el escritor nos narra sus encuentros en el parque (los elegantes Campos Elíseos de París, claro) con Gilberte, hija de Swan.

Pero poco importa el contenido, lo importante es la forma. Para algunos excesiva en la adjetivación y  sensibilería, otros dirían que decadente pero lo que está claro es que es completamente ajena a nuestros tiempos donde la tendencia es a simplificarlo todo ya que frases como : Hasta creyó oír una vez que esa ligereza de costumbres de Odette, ni siquiera sospechada por él, era muy conocida, y que en Bade y en Niza, donde pasaba antes algunas temporadas, disfrutó una especie de notoriedad galante.(p.325) serían difícilmente comprendidas por alumnos de la ESO que, de entenderlo, lo resumirían en una palabra de cuatro letras. Para mí ha sido un ejercicio de paciencia lectora, de reto intelectual,  de disfrutar con la forma, de  procurar no perderme en el hilo del pensamiento. Concedo que no es para todos los públicos ni para todos los momentos de la vida pero no puedo evitar hacer partícipe de mi disfrute a los lectora del blog. Coincido plenamente con la opinión de mis paisanos de  Un Libro Al Día (ULAD).

LAS CALCULADORAS DE ESTRELLAS, Miguel A. Delgado (Destino)

portada_las-calculadoras-de-estrellas_miguel-angel-delgado_201607051634A mediados del s.XIX en EEUU las mujeres apenas podían estudiar y, ni mucho menos, ser profesoras universitarias. Sin embargo, Maria Mitchell, hija de un afamado astrónomo consigue un puesto de docente en la universidad de Vassar, centro ideado para que las mujeres pudiesen obtener un título universitario. Convierte en su discípula a Gabriella Howard, la hija de un antiguo conocido suyo que se ha quedado huérfana y gracias a sus consejos y lecciones Gabriella conseguirá hacerse un hueco entre “las calculadoras de estrellas” de la universidad de Harvard. Interesante como documento ya que conviene recordar que no hace tanto las féminas tenían vetada una parte de la educación. Está contado, además, con muy buen ritmo,  sin excesos feministas y adaptado a todos los públicos. sin ser una obra maestra es una lectura enriquecedora, fácil de entender y sin sobresaltos de ningún tipo.

LECTURAS DE LOS REHENES, Yoko Ogawa (Funambulista)

rehenes_ogawaEn la introducción se explica cómo se han recopilado estos relatos: en un país lejano nueve japoneses fueron secuestrados, para pasar el cautiverio cada uno va escribiendo y narrando en voz alta un relato que cuenta un acontecimiento destacable en sus monótonas vidas. Nada es escandaloso, pero cada uno de los pequeños momentos tiene una gran significación para los protagonistas. Así,  un chico cuenta cómo una vecina se metió en su cocina para preparar un consomé;  otra mujer explica cómo alimentó a su casera con las galletas rotas que traía de la fábrica donde trabajaba; un médico recuerda a un vendedor de peluches cerca de su escuela o un escritor que rememora una época de su vida en la que se inmiscuía en grupos de lo más variopintos en un centro cultural.  Lectura que fluye sin ningún sobresalto, fragmentos de vida que pueden deleitar a lectores poéticos y aburrir soberanamente a otros con ganas de acción.

LA CASA DE LAS MINIATURAS, Jessie Burton (Salamandra)

casa-miniaturas-490x578En el otoño de 1686, Nella una joven de dieciocho años a la que han casado con Johannes, un rico mercader que vive en Amsterdam y que le dobla la edad llega a la lujosa mansión de su esposo. Allí tiene que enfrentarse con varias dificultades: la primera es adaptarse a la manera de ser de su cuñada Marin, que domina la casa de manera férrea; la segunda llevarse bien con los criados: Cornelia, una huérfana acogida en la casa y Otto, un criado negro muy reconocido por las calles de la gran ciudad y la tercera y, no por ello menos importante,  es la de descubrir porqué su esposo no consuma el matrimonio. Johannes le regala  una casa de muñecas que empieza a amueblar con figuras y piezas que le llegan de una misteriosa mujer, a través de lo que va descubriendo se da cuenta de que nada es lo que parece ser en la morada donde le ha tocado vivir. Pronto sabrá que Johannes no es muy afín a las mujeres , ni Marin tan virtuosa como pretende; además intentará salvarlos a todos adentrándose en los pormenores del comercio de especias…   En definitiva, un culebrón en el que se reúnen todos los tópicos del género que tiene el mérito de estar muy bien ambientando en los Países Bajos en el s.XVII.

TOCAR EL AGUA, TOCAR EL VIENTO, Amos Oz (Siruela)

unknownEliseo Pomeranz está casado con Stefa, viven en una ciudad polaca cuando los nazis invaden su país natal. Obligados a separarse, Eliseo vaga por los bosques y al finalizar la guerra se las arregla para acabar en un kibutz de pastor. Su mujer, exquisita y admirada por cuantos le rodean, consigue sobrevivir en la Rusia estalinista denunciando a los desafectos al régimen.  Novela compleja que incluye varios planos: primero la vida de sus protagonistas, luego sus sentimientos mezclados con los elementos de la naturaleza y la fantasía que no se sabe muy bien donde empieza y donde acaba. Poca narración, mucha poesía y  grandes metáforas que hacen que más que una novela sería un un objeto digno de eruditos por su complejidad estilística y lo que sugiere, más que lo que dice explícitamente. Para lectores valientes dispuestos a sumergirse en un lenguaje alegórico y preparados para leer y releer frases, que aunque a menudo son cortas, exigen bastante atención.

EL OTRO ÁRBOL DE GUERNICA, Luis de Castresana (Cita de Letras)

fguernicaSe lee con agrado esta obra autobiográfica publicada hace cincuenta años. Santiago y Begoña son dos niños de Baracaldo (Vizcaya) que son enviados al extranjero al estallar la guerra civil. Primero se instalan en Francia y luego en Bélgica. Allí son alojados en familias pero Santiago, por diversos motivos, acaba en un semi- orfanato denominado Fleury. Entre otros chicos belgas y los españoles mantienen sus costumbres de la tierra como jugar al frontón, cantar y se reúnen con frecuencia cerca de un árbol que da título a la novela. Se puede leer como una simple sucesión de acontecimientos o profundizar algo más analizando el desarraigo, el exilio así como la guerra y la política vista por los niños. Recomendable para todos los públicos ya que carece de los sobresaltos de todas las leídas durante este mes.