Archivo de la categoría: Literatura anglosajona

La casa de los veinte mil libros, Sasha Abramsky (Periférica)

UnknownLa casa de los veinte mil libros (o más) es la del abuelo del autor, Chimen Abramsky. Nacido en 1916 y con un padre  rabino, la familia tuvo que huir de Rusia y se instaló en Londres. A pesar de no haber podido licenciarse en la universidad por cuestiones históricas (le pilló la SGM cuando estaba en la universidad hebrea de vacaciones en Inglaterra y no pudo volver) , Chimen fue primero comunista convencido y luego un gran erudito sobre la historia del judaísmo en sus más variopintos vertientes.  Como para mantener a la familia tenía una librería,  su gran pasión consistió en recopilar libros antiguos además de manuscritos e invitar a sus amigos y conocidos a su casa de Hillway donde su esposa preparaba suculentos platos. A medida que se describen las estancias, el narrador va contando la biografía de su abuelo así como sus numerosas y complejas investigaciones. La idea es buenísima a priori pero resulta bastante difícil seguir el hilo del pensamiento del protagonista. Las partes más ágiles son aquellas que se refieren a la vida cotidiana y las más complicadas son aquellas en las que se detallan sus investigaciones. A pesar de las anotaciones a pie de página yo hubiera agradecido un glosario al final. Para lectores con gran nivel académico deseosos de saber algo más sobre el mundo judío.

SIN UNA PALABRA, Linwood Barclay (Debolsillo)

UnknownCynthia se despierta una mañana resacosa de su noche anterior. Ha tenido una fuerte discusión con sus padres porque su progenitor la ha encontrado en compañía del poco recomendable Vince Fleming y además, borracha. La joven no encuentra ni a sus padres ni a su hermano Todd cuando se despierta. Por inexplicable que parezca han desaparecido. Su tía Tess, hermana de su madre, la acoge y Cynthia consigue terminar sus estudios universitarios, casarse  con Terry Archer y tener una hija, Grace. Veinticinco años después del drama y gracias a un programa de televisión el caso se reabre, las pistas empiezan a surgir por doquier y al final el misterio se resuelve con bastantes dosis de acción y de intriga. La categorizaría directamente en “lecturas de piscina” y la recomendaría vivamente a los que me piden “de estos libros que enganchan” porque es verdad que despierta el interés por saber qué ha pasado y qué ocurrirá luego, además tampoco exige un gran esfuerzo intelectual, así que para entretenerse y pasar el rato es perfectamente correcta.

LAS SOMBRAS DE QUIRKE, Benjamin Black (Alfaguara)

UnknownAunque se trata de una serie detectives, como de costumbre no hace falta haber leído toda la saga para ser capaz de seguir una lectura individual. Quirke es un patólogo forense con ciertas dificultades con el alcohol. Su hija Phoebe sale con su ayudante y acaba de comenzar su tarea como secretaria en la consulta de una psiquiatra. Aunque alejado temporalmente de su trabajo,  el forense es impelido a volver cuando David Sinclair, su ayudante,  comienza una sospechosa autopsia en la que se revela que el accidente del que ha sido víctima un joven no parece tan providencial. Gracias a ese caso, su olfato y sus buenas relaciones con la policía, Quirke volverá a su profesión y el lector descubrirá una trama detrás de la cual se oculta el poder de la iglesia. Ya sé que al autor le han dado infinidad de premios, pero a mí me ha resultado de lo más banal y no creo que de aquí a unos meses me vaya a acordar de esta historia ambientada en Dublín hace unos años.

ME LLAMO LUCY BARTON , Elizabeth Strout, (Duomo Nefelibata)

Unknown-1En septiembre este libro resultó un bombazo editorial, todo el mundo lo alababa y muchos (no todos) los críticos la consideraban una obra maestra. Como antes de comentar hay que leer aquí va mi opinión. Lucy es una mujer originaria del medio oeste americano, cuando tiende que pasar una larga temporada en el hospital su madre viene a pasar con ella unos días  ahí recuerda su pobre e incomprendida infancia, su escapada a la universidad,  su matrimonio, sus deseos de convertirse en escritora y la compleja relación con sus progenitores  que a veces se proyecta en sus hijas. Mientras la acompaña, su madre va contando chascarrillos y cotilleos de la gente del pueblo de Illinois. Unas pocas frases dignas de mención y reflexión: […]me interesa cómo encontramos maneras de sentirnos superiores a otra persona, a otro grupo de personas. Pasa en todas partes, y todo el tiempo. Le pongamos el nombre qu ele pongamos creo que es lo más rastrero que hay en nosotros, esa necesidad de encontrar a alguien a quien rebajar (p.106).  A su favor: lectura fácil de entender y rápida; en su contra: no me ha dejado ningún recuerdo. Cuando uno lo acaba solo puede suspirar : ¡Dios mío qué tristura!

UN SEMINARISTA EN LAS SS, G.Goldmann (Palabra)

UnknownPocas dudas deja el título sobre el contenido de esta autobiografía. El autor se cría en una familia católica alemán y pronto, a pesar de sus innumerables travesuras y su carácter díscolo, decide hacerse sacerdote franciscano. Las fechas no son las mejores señaladas por la historia y así en el año 40 es reclutado por el ejército alemán y se convierte en un miembro de las SS a pesar de no compartir en ningún momento ninguno de sus principios ateos y violentos. Durante la guerra se salva innumerables veces de la muerte y consigue, con un permiso especial del Papa, ser ordenado sacerdote. Tras mil y una penurias es encarcelado por los enemigos (italianos y franceses) y llevado a campos de prisioneros en el norte de África. En todo momento: sea en la batalla o sea en la cárcel se preocupa de rezar y de acercar a las almas a Dios. Concluye con un epílogo sobre su época misionera en Japón. Biografía muy entretenida en la que las aventuras son interminables, pero lo más importante es la fe del protagonista y de los que le rodean que mueve montañas.

MIENTRAS AGONIZO, William Faulkner (Anagrama)

UnknownClásico de la literatura americana en la que una familia americana formada por cinco hijos (cuatro chicos y una chica) lleva el ataúd de su madre a enterrar. En cada uno de los capítulos aparece una voz distinta que va narrando las peripecias del camino, reflexionando sobre la vida y la muerte y revelando secretos familiares. El carácter de cada personaje  se ve reflejado en la manera de expresarse. Como es lógico aparecen saltos en el tiempo pero la historia es bastante cronológica. Merece la pena destacar que la naturaleza es declaradamente hostil con los protagonistas y que los hombres aparecen a menudo más cerca de los animales que del género humano. Novela que sería digna de estudio y análisis literario pero que para pasar el rato puede resultar bastante ardua.

LA CORPORACIÓN, Max Barry (Alienta)

UnknownJones es un joven licenciado que encuentra su primer trabajo en una gran empresa denominada Zephyr. No sabe muy bien a qué se dedican ni quiénes son sus clientes, pero pronto se amolda al equipo que le corresponde en un departamento cuyo nombre es “ventas de formación”. Allí están los jefes, subjefes, secretarias, todos temiendo el día de su despido, esperando un ascenso o especulando sobre qué departamento será “externalizado”. Pronto se verá que nada es lo que parece y que una bella recepcionista que jamás está en su puesto le dará muchos quebraderos de cabeza. En realidad, es una especie de “show de Truman” adaptado al mundo de la empresa. A veces el ritmo resulta un tanto farragoso y demasiado “american way of life” para mí gusto, pero no deja de ser un atisbo un tanto mordaz y cínico de cómo funcionan los valores empresariales en nuestra época.